8 ventajas de un embarazo planificado

Beneficios de saber con anterioridad cuándo ser madre

  • compartidos

Cuando un niño llega de sorpresa a una pareja o a una familia, es toda una alegría. Sin embargo, también 'descoloca' por unos momentos el curso de la vida de los futuros padres, que tienen que adaptarse de una forma más rápida al embarazo sorpresa.

Por eso, aunque el embarazo sorpresa guarda un entrañable trasfondo, también es bonito y beneficioso planificar un embarazo, y aportará más tranquilidad a los padres. 

8 ventajas de planificar cuándo quedarte embarazada

Ventajas de un embarazo planificado 

1. Situación familiar: Cuando se planifica un embarazo se consigue, entre otras ventajas, que la unidad familiar permanezca unida y se sepa qué sitio tiene cada miembro de la familia. Esto quiere decir que da tiempo a que si se tienen más hijos, a que se hagan a la idea de la llegada del nuevo hermano, a que todos los familiares sean conscientes del cambio que se avecina, y a empezar la planificación familiar desde cero con la llegada de un nuevo miembro al hogar. 

2. Localización: Si vivimos en pareja o si tenemos más hijos y queremos aumentar la familia, tener un niño puede hacer que nos planteemos un cambio de domicilio para tener más espacio. Esto sólamente será posible si hemos planificado el embarazo, lo que nos dará tiempo a buscar otra casa, a decorar el cuarto del nuevo bebé o a reubicar las zonas de nuestro hogar para la llegada del nuevo miembro cuando se decida empezar a buscar el niño tan deseado. 

3. En pareja: No hay que olvidar que dos personas que desean tener un bebé no dejan de ser pareja, por lo que su llegada puede llegar a desestabilizar la unión. La pareja no tiene por qué desestabilizarse por la llegada de un hijo, sea por sorpresa o planificado, pero si ambos están de acuerdo en un momento dado a la hora de ser padres por primera vez o de aumentar el número de hijos, esto no pillará desprevenidos a padre y madre como pareja, y la unión será mayor a la hora de tomar otras decisiones cuando nazca el niño. Además, la implicación de ambos será mayor y la preparación y responsabilidad aumentará si el embarazo ha sido buscado. 

4. Situación laboral: En el ámbito del trabajo, también es necesario contar con una planificación antes de aumentar la familia. Para empezar, por el hecho de la organización de las tareas con los superiores, para tener el tiempo necesario de sustitución con otra persona que asuma las labores, por si se están buscando otras metas laborales antes de ser madre, o por si no es el momento de coger una baja por maternidad o jornada reducida. 

5. Cuestiones de salud: Más allá de los temas estéticos, lo importante del cuerpo de la mujer antes de asumir un embarazo es la salud. Por ello, planificar un embarazo guarda un gran beneficio en este ámbito, ya que la futura madre podrá hacerse todas las pruebas médicas necesarias para saber cuándo es el mejor momento para concebir y los riesgos que podría entrañar. 

6. Preparación física: Un embarazo es toda una carrera de fondo, y cuanto mejor esté el cuerpo de la mujer antes de concebir, mejor estará durante la gestación y después del parto. No se trata de prepararnos como si fuésemos atletas, pero sí que nuestro cuerpo a nivel físico esté en las mejores condiciones, puesto que así estaremos fuertes para afrontar los cambios corporales que se avecinan y una vez que nazca el bebé, todo volverá 'a su sitio' de una manera mucho más sencilla.

7. Preparación mental: Pero si hay algo importante antes de tener un hijo, sea el momento de la vida que sea e independientemente de la edad, es el hecho de que hay que estar muy seguro mental y emocionalmente. El equilibrio emocional es fundamental para traer al mundo a un niño deseado, aunque haya sido concebido por sorpresa. Por eso, si estamos frente a un embarazo que queremos planificar debemos saber si estamos en las condiciones psicológicas idóneas para aumentar la familia, lo cual será muy beneficioso. 

8. Situación económica: La llegada de un hijo constituye una sacudida económica importante. La ventaja de que venga en el momento que decidamos es que podremos estar preparados para solventar los cambios económicos que nos hagan falta. De esta manera, tanto si es el primer hijo como el segundo, o si pasamos a ser una familia numerosa, será necesario hacer cálculos de los gastos que se avecinan para decidir cuándo es el mejor momento. 

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud