Las visitas médicas durante el embarazo

Controles médicos en la gestación

  • compartidos

Todas aquellas mujeres que estén planificando su embarazo es probable que acudan al ginecólogo para realizar una visita preconcepcional. En ella se realiza la historia médica de la mujer y se dan pautas de vida saludable además de la recomendación de comenzar ya a tomar suplementos como el ácido fólico.

Si esta visita no se ha realizado, conviene acudir al médico para comenzar con las pruebas médicas y el control del embarazo, una vez que el test de embarazo ha dado positivo.

Visitas al ginecólogo durante la gestación

Vistas médica en la gestación

El seguimiento del embarazo y la frecuencia de las visitas varía en los diferentes países y en los diferentes tipos de sanidad: pública y privada. En la sanidad pública se hacen los controles rutinarios básicos mientras que en la privada las visitas y pruebas son más frecuentes. En general las pruebas fundamentales son comunes en todos los casos:

- Primer trimestre de embarazo: la primera visita suele realizarse a partir de la semana 7 de embarazo y no conviene esperar más allá de la semana 12. En esta visita primero se realiza una analítica para confirmar el embarazo.

Una vez confirmado se procederá a realizar análisis clínicos como el de la triple screening para valorar el estado de salud de la mamá y el del bebé, ya que con ellos se pueden detectar anomalías cromosómicas en el bebé.

También se realizará una historia clínica de la mamá si no se ha realizado antes, se procederá a pesar a la embarazada, se determinará la fecha probable de parto basado en la fecha de la última regla y se citará para realizar una ecografía en la semana 12. Ha de ser en esta semana ya que es el momento en que se puede medir el pliegue nucal y valorar un posible caso de síndrome de Down.

- Segundo trimestre de embarazo: se volverán a realizar análisis clínicos para comprobar si la embarazada está bien de salud o necesita de algún suplemento. Es frecuente que la embarazada esté baja de hierro y tenga un poco de anemia.

La ecografía de la semana 20 es fundamental, en ella se puede determinar no sólo el sexo del bebé sino también si éste tiene alguna malformación. 

El ginecólogo valorará si el peso de la embarazada es correcto y realizará las recomendaciones oportunas sobre estilo de vida como caminar todos los días o hacer ejercicio físico moderado, evitar alcohol y tabaco y llevar una alimentación sana.

- Tercer trimestre de embarazo: al comienzo del mismo junto con los análisis oportunos se realizará la prueba de la glucosa o test de O'Sullivan que detecta si la embarazada puede sufrir diabetes gestacional. También se realizarán ecografías para valorar el estado del bebé y si ya se ha colocado boca abajo.

El ginecólogo recomendará participar en los cursos de preparación al parto y se realizará la prueba del exudado vagino-rectal para comprobar si no existe ninguna bacteria presente en algunas mujeres que podría causar una enfermedad al bebé.

Cuando se aproxime la fecha probable de parto se citará a la mamá para realizar la prueba de monitores y comprobar el estado del bebé y si ya existen contracciones.

Los ginecólogos recomiendan tener todas las analíticas y pruebas realizadas durante el embarazo juntas y en una carpeta para que cuando se desencadene el parto y la mamá llegue al hospital, el personal clínico pueda tener toda la información necesaria.

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud