Ecografías en el segundo trimestre de embarazo

Qué miden las pruebas con ecógrafo en el segundo trimestre de gestación

  • compartidos

Entre las semanas 18 y 22 de embarazo, todas las embarazadas deben hacerse la ecografía del segundo trimestre. Se llama ecografía morfológica, y suele ser  una prueba muy esperada por los futuros padres porque ofrece mucha información sobre el estado de salud del feto. Además, esta ecografía revela el sexo del bebé, siempre y cuando si su postura durante la prueba permite que lo se observe.

Cómo se realiza la ecografía de las 20 semanas en embarazadas y qué mide

Embarazada mira ecografía

La ecografía de la semana 20 de gestación se realiza por vía abdominal, y desde el punto de vista sanitario es la más importante de todas. El momento ideal para realizar es el comentado anteriormente, por dos motivos:

- El tamaño del feto es el adecuado para valorar todos los órganos y su funcionalidad (mide un palmo), y la cantidad de líquido es elevada.

- La ley española establece como límite estas semanas de embarazo para su interrupción, en el caso de que haya malformaciones.

¿Qué se observa en esta ecografía?:

1. Permite observar medidas del feto para descartar retrasos en el crecimiento.

2. Detectar anomalías morfológicas o funcionales en el feto. Las principales anomalías que se detectan en esta ecografía son el labio leporino, problemas cardiacos, espina bífida, problemas de riñón….

3. Valorar el grado de bienestar fetal: mediante la observación de los movimientos respiratorios del feto, de los movimientos corporales, del flujo sanguíneo del cordón…

4. Valorar la cantidad de líquido amniótico.

5. Determinar el sexo del bebé.

6. Determinar la posición del feto y la placenta.

Qué ven los padres en la ecografía de las 20 semanas

Durante esta ecografía, a los padres les resulta difícil entender lo que ven, ya que los cortes transversales que hacen los obstetras para ver cada órgano son difíciles de interpretar.

Sin embargo, normalmente los médicos hacen una 'toma' para que los padres tengan la foto de su futuro hijo, en la que se distinguen perfectamente todas las partes del cuerpo, el perfil de la cara….Aunque a veces el feto está de espaldas y no somos capaces de verle la cara: es importante no frustrarse.

Otras ecografías que se realizan en el segundo trimestre de embarazo

Si sigues el embarazo por alguna clínica privada, seguramente puedas realizar alguna ecografía más en el segundo trimestre de embarazo. Por ejemplo, es te es el momento ideal para realizar la ecografía 4D o emocional.

La técnica 4D permite que las imágenes sean en tiempo real. Se piensa que de esta forma se establece un nuevo vínculo con los padres y son extraordinariamente beneficiosas para la familia, además del primer recuerdo conjunto, que se puede compartir muy fácilmente. Esta prueba que no tiene finalidad diagnóstica, ni propósito médico, en ningún caso puede sustituir a las establecidas por tu médico para el seguimiento habitual de tu embarazo, determinación de anomalías fetales, evolución de la edad gestacional del feto,...

Factores como la cantidad de líquido amniótico, el tamaño del bebé, el espacio disponible o su colocación, determinan que el período comprendido entre las semanas 23 y 29, sea, en principio, el idóneo para conseguir las mejores instantáneas del rostro del bebé. A partir de la semana 30, la cantidad de líquido amniótico es proporcionalmente menor, comparada con el tamaño del bebé que ha crecido mucho, tiene por tanto menos posibilidad de chapoteo y aunque su carita se aproxime mucho a la definitiva, resulta más difícil conseguir buenas imágenes, porque además suele ser frecuente que el bebé adopte posiciones en las que nos muestra su espaldita o se tapa la cara con manitas y pies.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud