Preguntas y respuestas sobre la placenta

La función de la placenta en la gestación

  • compartidos

La placenta es el órgano a través del cual el bebé obtiene de su madre el oxígeno y el alimento que necesita para desarrollarse dentro del útero. Cómo se forma, dónde se ubica, qué funciones tiene o cómo se expulsa son preguntas que muchas embarazadas se hacen a lo largo de la gestación.

6 cosas que debes saber sobre la placenta en el embarazo

Placenta en el embarazo

1- ¿Cómo se forma la placenta?

A partir de la segunda semana de gestación, y desde las mismas células que provienen del espermatozoide y del óvulo que también formarán al feto. Éste órgano sigue evolucionando hasta el cuarto mes, cuando ya está completamente formada. 

2- ¿Dónde se ubica la placenta?

La placenta suele ubicarse en la parte superior del útero. Sólo entre las semanas 16 a la 20 puede establecerse si su ubicación es anormalmente baja o no, de ser así se la denominaría  placenta de inserción baja. Una vez implantada la placenta no se mueve. Pero puede desplazarse y cambiar de ubicación dentro del útero, ya que éste es como un globo que se hincha a lo largo de los nueve meses de gestación.

Normalmente la placenta está en la cara anterior o posterior del útero, sin llegar a  taponar el cuello uterino que es por donde tiene que nacer el bebé atravesando el canal del parto. 

3- ¿Cómo es la placenta?

La placenta humana es hemocorial, es decir que al penetrar el tejido del feto en el endometrio está en contacto con la sangre materna, se trata de un órgano compartido: circulan partículas de la madre y del bebé en ambos sentidos.

4- ¿Qué es la placeta previa?

Se le llama placenta previa cuando la placenta está insertada en la parte baja del útero. La placenta previa puede ser oclusiva, si tapona por completo el cuello del útero o no oclusiva, si el taponamiento no es total.

5- ¿Para qué sirve la placenta en el embarazo?

La madre proporciona al feto oxígeno, agua y principios inmediatos; el bebé a cambio cede el dióxido de carbono, y metabolitos. Recientemente se ha descubierto que células madre del feto pasan al torrente sanguíneo de la madre, que poseen una gran capacidad regenerativa.

La placenta es un órgano efímero, es decir que tiene una duración determinada, esto es lo que dura el embarazo. Por eso a medida que se acerca la fecha del parto es normal que la placenta comience a envejecer. A través de la ecografía doppler se controlan las arterias umbilicales para asegurarse de que el flujo de sangre y por ende los nutrientes y el oxígeno están llegando adecuadamente al bebé. De esta manera se puede comprobar que el bebé está recibiendo lo que necesita para vivir en el útero a pesar de que el embarazo se esté prolongando y que la placenta sigue cumpliendo su función a pesar de su envejecimiento.

6- ¿Qué funciones tiene la placenta?

- Nutrición: permite la alimentación ininterrumpida del feto en desarrollo. El bebé extrae de la sangre materna todos los elementos que le son necesarios para su existencia: oxígeno, aminoácidos, ácidos grasos y glucosa.

- Eliminación de desechos: el bebé transfiere a su madre los productos de desecho que se producen por su metabolismo y que no puede eliminar por sí solo dado que sus órganos son inmaduros y que se encuentra en un claustro aislado del mundo exterior; así, se podría decir que la placenta permite al feto purificar su sangre utilizando los órganos maternos.

- Funciones endocrinas: La placenta sintetiza estrógenos u hormonas sexuales de tipo femenino, que juegan un papel muy importante en la implantación del embrión, el desarrollo de las mamas y lactógeno placentario, que controla el metabolismo materno y estimula el crecimiento del bebé. Todas estas hormonas contribuyen a asegurarse de que el cuerpo de la mujer vaya atravesando los cambios apropiados durante el embarazo. 

- Tolerancia inmunológica: La placenta y los profundos cambios inmunológicos que imprime el embarazo sobre la madre permiten que el bebé no sea atacado por el sistema de defensa de la madre.

- Protección biológica: La placenta se comporta como un excelente filtro que impide el paso de sustancias nocivas, parásitos, virus y bacterias que pudiesen afectar al bebé, aunque algunas sustancias y/o enfermedades pueden atravesarla y causarle daños significativos como el alcohol, tabaco, fármacos fetotóxicos, rubeola, ITS, toxoplasmosis etc.

El tamaño de tu bebé en el embarazo con frutas y verduras

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud