Síndrome del túnel carpiano en las embarazadas

Cuida tus muñecas para sostener a tu bebé tras el parto

  • compartidos

El síndrome del túnel carpiano en las mujeres embarazadas está motivado por la retención de líquidos, que provocan sensaciones de dolor, hormigueo, quemazón y debilidad para coger las cosas. Prevenirlo en el embarazo es esencial para estar preparada tras el parto para coger con seguridad a tu bebé.

El túnel carpiano es una vaina que envuelve una serie de ligamentos y huesos a nivel de la muñeca. Cuando las estructuras que lo forman se inflaman, estrechan el túnel y presionan al nervio y a los tendones, provocando un adormecimiento de la mano, torpeza y dolor. A este proceso se le llama Síndrome del Túnel Carpiano.

¿Por qué aparece en las mujeres embarazadas?

Síndrome del túnel carpiano en el embarazo

Es una dolencia que padecen las personas que hacen movimientos repetitivos con la muñeca a los que les añaden tensión o que mantienen una misma posición forzada durante un largo periodo de tiempo. En el caso de las mujeres embarazadas viene motivado por la retención de líquidos. Esta dolencia va disminuyendo poco a poco tras el parto hasta que les deja de doler. Cierto es, que cuando tengan a su bebé, el hecho de ponerlo y sacarlo de la cuna, dale el biberón o sostenerlo, también puede provocarlo y esta vez si será por realizar movimientos repetitivos con tensión.

Prevención durante el embarazo del síndrome del túnel carpiano

Lo primero que hay que hacer es evitar la retención de líquidos. Para ello, son buenos los masajes drenantes, hacer ejercicio para evitar que se formen edemas, vigilar el estreñimiento y tomar diuréticos sin abusar. Si son naturales mejor, como por ejemplo el liquido del coco brasileño, el té o los espárragos, eso sí, sin abusar.

Cuando ya se está padeciendo, debemos vigilar más de cerca la retención de líquidos, usar férulas nocturnas, baños de contraste, aplicación de hielo local, acupuntura y liberaciones fasciales. De esto último, se encargan los fisioterapeutas o los osteópatas ya que existe todo un protocolo de actuación para aliviar y tratar la dolencia, además de poder encontrar toda la información necesaria para prevenirla. Y después del parto, cuando la retención de líquidos ha bajado, pero las madres empiezan a llevar al bebé en brazos, sosteniéndolo, transportándolo del carro a la cuna o a los brazos, estos movimientos se tornarán repetitivos por necesidad y el riesgo de sufrir el síndrome aumenta.

Consejos extras para aliviar el síndrome del túnel carpiano

La dependencia que tiene el bebé de la madre, hasta que éste sea autónomo completamente para andar, también va a jugar un papel importante en la acumulación de tensión muscular de la mamá. Es muy frecuente que las madres sufran dolores espalda, de cabeza, en los brazos, en las manos y que refieran cansancio.

Por ello, es aconsejable que se cuiden fisicamente, que realicen algún ejercicio como Pilates, yoga o gimnasia de mantenimiento, todo con el objetivo de ganar resistencia muscular y minimizar la tensión muscular mediante ejercicios de corrección postural y estiramientos. Sí con todo, no es suficiente, una visita al fisioterapeuta o a un balneario no vendrá mal. Lo importante, es rodearse de profesionales e invertir tiempo y recursos en cuidarse para estar al cien por cien, para luego entregarse en cuerpo y alma al bebé.

Marián Zamora Saborit, fisioterapeuta

Marián Zamora Saborit
Fisioterapéuta. Técnico en Pilates
Psicomotricista en Educación Infantil
Colaboradora de GuiaInfantil.com
Blog de Marián Zamora 

La moda durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud