Lumbalgia y ciática durante el embarazo

Qué es y cómo tratar la lumbalgia y la ciática durante la gestación

  • compartidos

La lumbalgia o lumbago es el dolor que afecta a la zona lumbar, es decir a la parte baja de la espalda. Se estima que en algún momento de la gestación más de la mitad de las embarazadas lo sufran, aunque es más frecuente que aparezca hacia el séptimo mes de embarazo. De hecho es una de las causas por las que muchas mujeres reciben la baja médica durante este periodo. 

Causas de lumbalgia y ciática durante el embarazo

Embarazada con dolor de espalda

Las causas de lumbalgia y ciática en el embarazo son múltiples, pero podemos enumerar las principales:

- El crecimiento del útero dentro del abdomen desplaza los órganos internos hacia arriba y atrás, de esta manera se puede comprimir plexos nerviosos, como el ciático.

- El bebé gana cada vez más peso y la madre también, esto sobrecarga el esqueleto materno y se nota especialmente en la columna vertebral, ya que aumenta la lordosis lumbar (la curva en la parte baja de la espalda).

- La posición del útero y el bebé hacen que la madre cambie su centro de gravedad para mantener el equilibrio. Así la madre separa más los pies y curva más la espalda en su porción final (a esto se llama lordosis lumbar).

- Los ligamentos de todo el esqueleto materno son más elásticos al final del embarazo gracias a varias hormonas (la relaxina entre ellas). Esto es necesario para que llegado el momento del parto la pelvis tenga cierta movilidad, pero antes provoca una inestabilidad en las articulaciones que tienen que compensar los músculos vecinos, provocando contracturas en diferentes niveles.

Síntomas de lumbalgia en las embarazadas 

La mujer suele referir un dolor continuo, localizado en la zona lumbar que puede irradiarse hacia el glúteo (un lado o ambos) o los muslos, y lo más normal que aumente de intensidad según avance el día. Algunas mujeres sienten que el dolor es bastante agudo al despertar por la mañana si se ha tenido una mala postura para dormir. 

Si el dolor va acompañado de debilidad muscular, hormigueo o entumecimiento, es importante descartar una posible hernia discal. En tal caso es necesario acudir al médico, para un correcto diagnóstico, y valorar las diferentes opciones de tratamiento. 

Tratamiento de la ciática o lumbalgia en las embarazadas

El tratamiento de la ciática o lumbalgia durante el embarazo es importante, ya que lo ideal es que la mujer llegue al día del parto sin ningún bloqueo o dolor en la zona de la pelvis, ya que es fundamental para que el parto se desarrolle de manera fluida que esta zona pueda moverse según las necesidades de la madre y del bebé.

Con lo que, si aparece el tratamiento va a ser sintomático:

- Masaje por parte de un fisioterapeuta que conozca la peculiaridad de la mujer embarazada. La terapia manual es muy efectiva.

- Calor local, ya sea húmedo o seco (manta eléctrica, agua, bolsas de semillas…).

- Estiramientos.

- Cinturón pélvico, puesto de manera correcta (ojo con las fotografías que aparecen en los folletos de estos dispositivos, ya que normalmente no son de fiar). Pregunta a tu matrona o fisioterapeuta la manera de colocarlo.

- Paracetamol 1 gr cada 6-8 horas.

Cómo prevenir los dolores lumbares en el embarazo

Para prevenir dolores ciáticos o lumbares se pueden tomar una serie de medidas de higiene postural:

- Caminar con zapatos de tacón bajo facilita una buena postura. Sin embargo, los zapatos planos y los de tacón alto la perjudican.

- A la hora de dormir, es importante 'calzar' la tripa. Colocar las almohadas necesarias entre las piernas, sujetando la tripa…

- Realizar ejercicio para tonificar la espalda y el cuerpo en general, como el pilates o el yoga. Siempre en centros donde los docentes sean fisioterapeutas o matronas.

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud