Los sofocos en el embarazo

La sensación de calor para las embarazadas

  • compartidos

¿Sofocos en el embarazo? Para muchas mujeres que están esperando un bebé, este aspecto tan desagradable está a la orden del día antes de convertirse en mamás. Aunque los cambios hormonales y la temperatura pueden contribuir a que aparezcan, siempre es recomendable saber cómo evitarlos o qué hacer cuando aparecen. 

Los sofocos de las embarazadas

Los sofocos de las embarazadas

Los sofocos son una molestia más del embarazo, y son muchas las mujeres que esperan un hijo que los sufren durante el proceso de gestación. Debido a los cambios tan drásticos con las hormonas que vive la mujer en este momento tan especial de su vida, los sofocos aparecen prácticamente desde el primer trimestre. 

Esta sensación repentina de calor que empapa en sudor a quien lo está viviendo suele ser de lo más desagradable, porque hace que el cuerpo sienta la sensación de que hay mucha más temperatura de la que realmente hace, independientemente de que haga verdadero calor o no. Saber cómo hacerles frente será beneficioso para poderlos combatir en el embarazo.

Trucos para evitar los sofocos en el embarazo 

- Beber mucho agua: al igual que en el caso de la retención de líquidos, el secreto se encuentra en aportar aún más líquido al cuerpo. Beber agua es una gran respuesta para no sufrir sofocos y también para librarse de ellos si han aparecido. 

- Utilizar ropa transpirable: no se trata de ir desabrigadas, sino de huir de prendas que no sean livianas o transpirables, ya que la sensación de agobio por tener demasiado calor puede llamar a los sofocos a la vida de la embarazada. 

- No bañarse en agua caliente: las recomendaciones acerca del agua caliente en el embarazo son bastante restrictivas, ya que además de ser negativo para el bebé conforme se acerque la fecha del parto, también podría afectar a la salud de la madre y a su piel. Sucede lo mismo en cuanto a los sofocos, es mejor bañarse en agua tibia o templada. 

- Comer ligero: las comidas copiosas no son recomendables en el embarazo, ya que es necesario llevar una dieta sana y equilibrada por el bien de la madre y del bebé que viene en camino. Comer en exceso alimentos pesados o con muchas grasas hará además que las embarazadas tengan repentinos calores debido al cambio en su metabolismo también en la digestión. 

Marta Marciel. Redactora de Guiainfantil.com 

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud