El hipotiroidismo en el feto

Los problemas de tiroides en el feto

  • compartidos

Durante el embarazo, el bebé se encuentra muy protegido respecto a un eventual problema de tiroides. Por un lado, tiene la posibilidad de usar las hormonas que el mismo fabrica o utilizar las de su madre que pasan a través de la placenta. Así, si el embrión o el feto padecen una falta congénita de tiroides, puede utilizar las hormonas que le suministra su madre. Por el contrario, si es su madre la que tiene un hipotiroidismo severo, el bebé podrá usar las hormonas que él fabrica. En ambos casos, el niño nacerá absolutamente normal en su desarrollo.

En el embarazo, sal yodada contra el hipotiroidismo

Hipotiroidismo en el feto

El problema sucede cuando hay una falta de yodo para la fabricación de las hormonas tiroideas. En estas circunstancias no funciona bien ni el tiroides de la madre ni el del feto, y entonces sí hay problemas. Utilizar sal yodada en las comidas es la mejor manera de asegurarse una ingesta en yodo adecuada.  

Pero cuando falta yodo, la tiroides de la madre no puede fabricar la cantidad de hormona tiroidea necesaria, la TSH de la madre se eleva y la tiroides de la madre crece. Al feto le pasa lo mismo y tambien puede nacer con un pequeño bocio, aparte de los problemas de desarrollo que haya podido tener.

Para hacerte una idea de la cantidad de yodo que necesitas en tu embarazo, debes tener en cuenta que las necesidades de yodo de una mujer son de 150 microgramos diarios, y que la embarazada necesita 200 microgramos. A parte de la sal yodada, los suplementos debe aconsejarlos el médico. Existe una dosis única "de choque" para los dos primeros meses del embarazo, aunque también se puede encontrar incluído en algunos compuestos de tipo polivitamínico.

El funcionamiento de la tiroides en el feto

Se rige por la "regla del tres":

1. A las tres semanas de la concepción, cuando la mujer no sabe que está embarazada, comienza a formarse el esbozo de lo que será el tiroides del niño.

2. Desde el tercer mes de la concepción, el tiroides del feto es ya capaz de acumular yodo, funcionar y producir sus propias hormonas.

3. Tres semanas después del nacimiento, el recién nacido ha utilizado las hormonas que podían provenir de su madre, ha agotado sus depósitos y comienza a funcionar conectado con la hipófisis.

Efectos del hipotiroidismo en el desarrollo del feto

Cuando la madre no sabe que padece hipotiroidismo y la enfermedad no está tratada con medicación, existe riesgo de aborto espontáneo durante el primer trimestre del embarazo. Si el embrión logra superar el primer trimestre del embarazo, el hipotiroidismo materno puede dar lugar a parto prematuro y a complicaciones durante el embarazo como la hipertensión o la preeclampsia.

Por otra parte, diversos estudios han revelado que los niños nacidos de madres con hipotiroidismo durante el embarazo presentan un cociente intelectual disminuido y trastornos en el desarrollo psicomotor. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que, con el tratamiento adecuado, los embarazos con hipotiroidismo pueden ser totalmente saludables tanto para la madre como para el bebé.

Marisol Nuevo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud