Beneficios para la embarazada de dormir del lado izquierdo

Por qué es bueno para el embarazo dormir del lado izquierdo

  • compartidos

Durante el embarazo, son muchas las molestias que pueden darse conforme avanza la gestación. Más allá de algunas típicas como la retención de líquidos, la falta de energía o los vaivenes emocionales producidos por el cambio hormonal, existen otro tipo de pautas que deben establecerse para que el embarazo sea lo más confortable posible, como es el momento de dormir. Sobre todo en el tercer trimestre, cuando el cuerpo comienza a 'pesar' mucho más, la embarazada debe saber cómo colocarse para dormir, y qué posturas son más beneficiosas. 

Los beneficios de dormir del lado izquierdo en el embarazo

El lado izquierdo de la embarazada

La postura más recomendable para la embarazada es dormir del lado izquierdo. Esta forma para conciliar el sueño en la cama tiene varios beneficios médicos, y es la mejor porque al apoyarnos de ese lado, porque ayuda a que la sangre fluya de una manera mucho más natural y la embarazada no se sienta incómoda, ya que está sobre la vena cava, donde la circulación de sangre es más abundante. 

Es por esto por lo que los ginecólogos recomiendan dormir de esta manera y no por el lado derecho, ya que la circulación sería mucho peor y se notaría el peso del embarazo haciendo que tanto la sangre como el oxígeno no lleguen de forma fluida al bebé durante la noche. Además, otro claro beneficio es que ayuda a que no aparezcan varices o a que no se retengan innecesarios líquidos, algo muy típico del embarazo sobre todo en las últimas semanas de gestación. 

Dormir sobre el lado izquierdo facilita el flujo sanguíneo, la capacidad de oxígeno del futuro bebé y también la comodidad de la madre, que puede ver cómo sobre todo en el último trimestre puede aparecer el insomnio.

Para que la hora de dormir sea mucho más agradable, es necesario además del lado izquierdo, dormir con una almohada entre las piernas, que ayude a repartir el peso de la barriga y haga que la vejiga esté mucho más sujeta para no tener ganas de ir al baño demasiadas veces. De esta manera también se libera la presión que se hace al útero  sobre todo en las últimas semanas de embarazo, donde el peso del bebé hace que también la zona de la pelvis y la vagina pueda estar dolorida durante el día y ser más acusada durante la noche. 

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud