Aliviar el ardor de estómago en el embarazo con reflexología

Por qué aparece el ardor de estómago en el embarazo y cómo aliviarlo

  • compartidos

Uno de los síntomas más comunes del embarazo es el ardor de estómago. Suele ser muy molesto en casos agudos creando en la embarazada una gran angustia si no consigue una solución práctica que lo alivie. Y sí, hay remedio,  por eso te propongo la Reflexología, que de forma asombrosa te ayudará a superar esos ardores.

Por qué se producen ardores en el embarazo

Embarazada con dolor estómago

El cuerpo de una embarazada sufre cambios, su útero crecerá poco a poco y el estómago será empujado hacia arriba por falta de espacio. Este ascenso hace mucho más fácil la subida del contenido ácido hacia el esófago, provocando el ardor o la pirosis.

El ácido clorhídrico es un ácido que producimos para ayudar a hacer la digestión de los alimentos. En el embarazo, dicho ácido se produce en menor cantidad, por lo tanto, la comida está más tiempo de lo normal en el estómago y hay más probabilidad de que acabe subiendo y provocando ardor.

Otra causa importante son los cambios hormonales, el aumento de la producción de progesterona tiene un efecto secundario que es una ligera relajación del esfínter gastroesofágico. Su misión habitual es la de no dejar pasar el alimento  al esófago, pero al relajarse los ácidos vencen ese hermetismo que debería existir en condiciones normales y provoca el ardor.

El ardor no ocurrirá durante todo el embarazo, será entorno a la semana 32, es decir, semana 29,30, 31, 32, 33 y 34. Aproximadamente en la semana 36 el ardor empezará  a bajar porque el bebé comienza a descender y entonces liberara la presión sobre las vísceras de manera natural.

Cómo aliviar el ardor de estómago de la embarazada con Reflexología

Los reflejos que trabajaremos serán: Esternón, Esófago, Cardias y Estómago.  

Varias pautas que aconsejo tener en cuenta mientras aplicáis la Reflexología en caso de ardores:

1.  A veces la acidez llega cuando el estómago está vacío y los ácidos suben hacia arriba. Por eso, mientras trabajamos en los puntos reflejos, le pediremos a nuestra embaraza que coma una pequeña galletita. Ha de hacerlo de forma pausada para que los ácidos no suban hacia arriba y puedan hacer su trabajo dentro del estómago.

2. Trabaja el esófago de arriba hacia abajo, nunca al revés.

3. Trabaja simultáneamente esófago y cardias. Mientras trabajas con la mano derecha el esófago de arriba hacia abajo, con la mano izquierda trabaja el cardias en forma circular hacia la izquierda.

4. Abre bien el reflejo del esternón con las dos manos y luego trabájalo había abajo

Somos ya muchos los Reflexólogos especializados en el Embarazo, por eso, busca uno de confianza y con experiencia, pídele que  enseñe a alguien de la familia, cómo trabajar esta técnica específica y deja de sufrir molestias por los ardores.

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud