Reflexología podal para embarazadas

Los beneficios del masaje en el pie

  • compartidos

Durante el embarazo, el cuerpo de la futura mamá experimenta muchos cambios en el plano físico, funcional y psicológico, y ha de adapatarse de la mejor manera posible.

En este periodo, la mujer embarazada se encuentra un poco limitada a la hora de recibir tratamientos farmacológicos, ya que pueden afectar al desarrollo normal del bebé en el interior del útero materno. 

La terapia reflexológica es una terapia natural y con contraindicaciones mínimas, que permiten a la futura mamá, aceptar los cambios para vivirlos con mayor naturalidad y así poder disfrutar de todo este periodo de la mejor forma posible, beneficiando tanto a la mujer como a su futuro bebé.

La reflexología podal para la mujer embarazada

masaje en pie

La reflexología sostiene que todos nuestros sistemas, con los órganos involucrados en ellos, tienen en el pie un punto que los representa. Cuando se empieza a trabajar sobre ellos, mediante el masaje, se estimula el órgano o el sistema alterado, equilibrando el funcionamiento de cada órgano y de cada sistema. Así, se consigue el correcto funcionamiento y el restablecimiento del estado de salud. La reflexología podal es la más utilizada, aunque también se puede aplicar en orejas y manos. 

Cómo ayuda la reflexología podal en el embarazo

La reflexología podal puede ayudar antes, durante y después del embarazo.

1. Antes del embarazo. Ayuda a regular las menstruaciones, activando en el hombre la producción de espermatozoides y de óvulos en la mujer. Disminuye la tensión o la ansiedad en las parejas que llevan tiempo intentando quedarse embarazados, cuando este hecho les preocupa.

2. Durante las primeras etapas del embarazo. Esta técnica se recomienda a la mujer para facilitar la adaptación entre la madre y el bebé durante la gestación. Una vez ya pasadas las primeras catorce semanas, la reflexología podal es buena para reducir la ansiedad y el estrés, tratar el estreñimiento, problemas de presión sanguínea, dolores de espalda, acidez, insomnio, hemorroides, vómitos y mareos, dolor muscular, calambres y trastornos urinarios, siempre dejando la zona refleja de ovarios y matriz sin tratar por ser una contraindicación durante el embarazo. Se recomienda que no sea sólo la futura madre la que reciba el tratamiento reflexológico, ya que el hombre también puede beneficiarse con las técnicas de relajación. 

3. Preparación al parto. Los masajes reflexológicos ayudan a la mujer a prepararse para afrontar el parto, ya que permite la natural estimulación de las hormonas que participan en él, como son la oxitocina, la adrenalina y las endorfinas. La terapia reflexológica permite que las contracciones se desarrollen de la mejor manera posible, evitando que la madre tenga que recibir dosis extras de oxitocina artificial. 

4. Durante el puerperio. Los organos que le habían cedido su espacio al útero, vuelven a situarse en sus posiciones iniciales durante el posparto hasta lograr el equilibrio del cuerpo. Durante este proceso, la reflexología podal actúa recuperando, de forma natural, la armonía de todos los sistemas, favorece la relajación, alivia las tensiones y los dolores propios de esta etapa.  

Consejos extra para los masajes en los pies durante el embarazo

Antes de optar por esta técnica, es recomendable consultar con el médico. Una vez haya dado su consentimiento, buscad siempre a profesionales experimentados en la materia. Los masajes relajantes en los pies, dados por uno mismo o por la pareja, sin querer jugar a ser reflexólogos, favorecen la relajación, la complicidad y el bienestar de ambos, y por cercania, la de vuestro bebé. 

Marián Zamora Saborit, fisioterapeuta

Marián Zamora Saborit
Fisioterapéuta. Técnico en Pilates
Psicomotricista en Educación Infantil
Colaboradora de GuiaInfantil.com
Blog de Marián Zamora 

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud