El ciclo menstrual y la fertilidad de la mujer

Qué es el ciclo menstrual y cuáles son sus fases

  • compartidos

El ciclo menstrual o sexual femenino es el es el proceso mediante el cual se desarrollan los gametos femeninos (óvulos). En este periodo se producen también una serie de cambios que preparan el útero de la mujer, con la finalidad de permitir un posible embarazo

El inicio del ciclo se define como el primer día de la menstruación y el fin del ciclo es el día anterior al inicio de la siguiente regla. La duración media del ciclo es de 28 días, aunque puede ser más largo o más corto. Se consideran normales ciclos que van desde los 21 a los 35 días.

Fases del ciclo menstrual en la mujer

Mujer con las manos en el vientre

El ciclo menstrual se caracteriza por tener dos fases muy diferenciadas:

- La primera parte del ciclo: va desde el primer día de regla hasta el día 14. El acontecimiento más evidente es la aparición de la descamación de la capa superficial del útero o endometrio, como manchado (regla), si no ha habido fecundación y por consiguiente embarazo. 

- La segunda parte del ciclo: va del 15 al 28. En esta etapa los cambios que se suceden suponen la aparición de un cierto estado de debilidad.

¿Los ciclos menstruales son siempre iguales? Los dos o tres primeros años de regla es normal que los ciclos sean algo irregulares. Transcurrido este período, los ciclos suelen volverse más regulares y, por lo general, después del primer parto, los ciclos tienden a estabilizarse hasta llegar a los 40-45 años. A partir de esta edad los ciclos se volverán de nuevo irregulares antes de que aparezca el período de la menopausia (o ausencia de menstruación). Como decíamos, lo normal es que los ciclos sean de 28 días, pero se consideran normales unos cuantos días más o menos.

Sin embargo cada mujer es diferente, e incluso una misma mujer puede tener variaciones de sus ciclos: a veces situaciones de estrés, de desnutrición, determinadas enfermedades, obesidad o emociones muy fuertes pueden alterara hormonalmente a la mujer y afectar al ciclo menstrual.

Características de la primera etapa del ciclo menstrual

La cantidad de sangrado varía muchísimo de mujer a mujer. Por lo general, el 70 % de las pérdidas se producen durante los dos primeros días de la regla y en los últimos días, observamos cómo la cantidad de pérdida va disminuyendo.

Esta primera fase del ciclo está orquestada por los estrógenos, y sabemos que durante esta fase el óvulo acaba de madurar y es expulsado del ovario. Esa expulsión es la ovulación. El óvulo comienza a desplazarse a través de la trompa de Falopio que lo conduce hacia el útero. Alrededor de estos días, si un espermatozoide fecunda un óvulo y éste se adhiere a la pared del útero se inicia un embarazo.

La primera semana, las defensas y la energía se resienten, mientras que la regla nos libera de la incómoda retención de líquidos de los días anteriores. Los últimos días de la regla son ideales para iniciar una dieta. La segunda semana se caracteriza por un tremendo subidón de la energía. Los estrógenos mejoran la calidad de nuestra piel y del cabello. La hiperactividad se refleja en que nos cansamos menos y rendimos más. La ovulación está cerca y la libido se dispara. Durante estos días es más fácil excitarse y llegar al orgasmo.

Qué ocurre en la segunda etapa del ciclo menstrual

Durante esta segunda fase (del día 15-28), los cambios que se suceden suponen la aparición de un cierto estado de debilidad. Empieza a tomar protagosnismo la progesterona, cuya elevación comienza a los 2-3 dias de la ovulación.

La tercera semana del ciclo menstrual, la progesterona nos produce nerviosismo, reseca la piel y nos incita a comer más: podemos aprovechar para practicar  nuestro deporte favorito y liberar tensión y endorfinas. Y es que, hasta que nos llega la regla, la progesterona se adueña de nuestro cuerpo. 

La cuarta semana y última semana del ciclo, el síndrome premenstrual nos puede provocar angustia y decaimiento físico. La acumulación de líquidos puede hacernos engordar algún kilito y provocar algunas molestias digestivas como son sensación de pesadez, hinchazón, náuseas o estreñimiento. 

Afortunadamente la llegada de la regla conlleva la desaparición de estas molestias por lo que resultan un alivio. La regla es el punto de partida del siguiente ciclo... ¡a menos que te quedes embarazada!

9 cosas que la mujer debe evitar durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud