Cómo influye la edad de la mujer en el embarazo

Lograr el deseado embarazo después de los 40 años

  • compartidos

Por cada año que se retrasa la maternidad, las posibilidades de quedarse embarazada se reducen en un 5%. Los actuales cambios en los estilos de vida, la situación laboral o la incertidumbre económica  son algunos de los factores que han provocado que muchas parejas hayan retrasado la idea de ser padres.

De hecho, la edad media de las mujeres que acuden a clínicas de reproducción asistida para pedir ayuda a expertos en su búsqueda del deseado embarazo, ha aumentado en los últimos años y se sitúa actualmente en torno a los 37, edad superior a la que se recomienda para planear el primer embarazo, que suele estar entre los 28 y los 32 años.

Embarazo en mujeres mayores de 35 años

Embarazada tumbada

Y es que la edad es uno de los factores más importantes y que más influyen a la hora de lograr el embarazo. A partir de los 35 años, va descendiendo la reserva ovárica y los óvulos van envejeciendo, por lo que además pueden sufrir problemas genéticos. Por eso es muy importante que las parejas que desean ser padres y tener un hijo de manera natural sepan cómo puede influir la edad en el proceso; cuanto más mayores sean, mayores dificultades tendrán de concebirlo y más altos serán los riesgos que pueden aparecer durante la gestación.

Los expertos estiman que por cada año que se retrasa la maternidad, las posibilidades de quedarse embarazada se reducen en un 5%, y más allá de los 40 años, la probabilidad es muy baja, ya que cada vez los óvulos son más escasos. Por esta razón, es fundamental concienciar a la población de que el factor tiempo es la clave en la reproducción, ya que limita el éxito de los resultados esperados. Así, por encima de los 43 años, gestar un hijo con ovocitos propios es realmente difícil, por lo que debemos recurrir a óvulos de donantes que luego pueden ser fecundados bien con esperma del marido, o bien por otro donante. 

Junto a la edad, existen otros factores que también influyen en la búsqueda del hijo, como son los relacionados con los estilos de vida, que pueden provocar complicaciones en el proceso de ser padres. Tener sobrepeso, ser fumador, beber alcohol o llevar una dieta desequilibrada pueden tener efectos adversos en la fertilidad

Pero no significa que más allá de los 35 años no sea posible que una pareja pueda cumplir su deseo de ser padres. En la actualidad, los avances en la reproducción asistida y unas técnicas cada vez más avanzadas, están provocando que se eleven los índices de éxito de las intervenciones.

De hecho, también existen técnicas de preservación de la fertilidad si no se ve el momento  actual como el propicio para la paternidad, pero se quiere tener un hijo en un futuro. A través de ellas, se elevan las posibilidades de que, más adelante, se cumpla el deseo de conseguir el tan esperado embarazo.

La moda durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud