Qué es el Baby blues tras el parto

Cómo afecta la tristeza tras el parto a la madre

  • compartidos

El Baby Blues es un término que se usa cuando nos referimos a la tristeza puerperal o postparto, que afecta a un 80% -85% de las madres durante los días  que siguen al parto, probablemente debido a los cambios hormonales que están sufriendo en este momento crucial de sus vidas, aunque también al cansancio, los nervios y la falta de sueño que acarrea la nueva situación.

Por qué aparece el Baby blues tras el parto

Madre triste

Se sabe que después del parto hay un aumento de estrógenos y de progesterona que influyen en el estado emocional de la mujer (este efecto se observa en los días previos a la menstruación). A todo este coctel de hormonas tenemos que sumarle los cambios en la vida cotidiana, las exigencias que un bebé supone…

La recién estrenada mamá puede tener bruscos cambios de humor en los que siente tristeza y ansiedad, sensación de vacío, dificultades para dormir o sueño excesivo. Llanto o sollozo fácil, irritabilidad, sentimiento de culpa por no estar feliz, como espera su entorno familiar; necesidad de ayuda, que generalmente no es capaz de pedir, pensamientos pesimistas, alteraciones del apetito, ya sea con un exceso de ingesta de los alimentos o pérdida de las ganas de comer.

Síntomas de baby blues en la madre

La mujer puede sentir además:

-  Fatiga y falta de energía, si bien la madre estará más cansada por la falta de un sueño reparador todas las noches. 

- Dificultad para concentrarse.

- Ansiedad. 

- Puede sufrir dolores de cabeza, trastornos digestivos o dolores crónicos.

Pero el aspecto biológico expresa una parte del problema, ya la madre también se ve sometida a una situación de estrés psicológico ante el cambio de vida que produce el cuidado de su hijo ya que su sueño se altera, el amamantamiento le produce un desgaste fisiológico a su organismo y estos cambios puede crearle ansiedad.

Si no ha sido advertida, una madre puede sorprenderse de no sentirse tan feliz como esperaba con la llegada de su hijo y llegar incluso a pensar que no es una buena madre, pero un poco de reposo y apoyo suele bastar para superar sin problemas ese período, especialmente si se tiene en cuenta que es algo normal y transitorio.

Los síntomas de la tristeza postparto no son severos, y duran de 3 a 5 días. No es necesario ningún tipo de tratamiento médico.

5 consejos para evitar el baby blues tras el parto

Pero lo que puede hacer la mamá para sentirse mejor durante esta etapa de tristeza puerperal es:

1. Dormir cuando el bebe duerma

2. Delegar en de las tareas de la casa.

3. No sentirse obligada a los compromisos sociales.

4. Pedir ayuda de la pareja y compartir con ella lo que siente, pensando que la convivencia con su bebé implica un aprendizaje mutuo.

5. Es muy importante la ayuda de las abuelas, familiares cercanos o amigos porque se crea alrededor de la nueva mamá una red de apoyo que la ayudará a superar esta etapa.

Y, sobre todo, puede ser muy beneficioso unirse cuanto antes a un grupo de apoyo dirigido a las nuevas madres y hablar con otras mámás para intercambiar ideas.

Lo más importante es lograr que la mujer no se sienta sola, sino que encuentre apoyo en su entorno y sea capaz de pedir ayuda cuando lo necesite. Los casos de depresión postparto son alrededor del 10-15%, es decir que la mayoría de las veces que decimos que una mujer la tiene, nos estamos refiriendo realmente a una tristeza. Los síntomas de la depresión son mucho más acusados, y más graves y se prolongan en el tiempo. 

Tipos de madre: ¿Con qué mamá te identificas?

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud