La depresión posparto se puede tratar con osteopatía

La osteopatía contra la depresión posparto

  • compartidos

Hay ocasiones en que, una vez el bebé ha llegado al mundo, la madre pasa a un segundo plano. Después de nueve meses de ser la protagonista, todos los focos alumbran ahora al bebé y todo gira alrededor de él. Es un hecho normal y no intencionado, pero hay mamás que no lo llevan bien, y si además a esta situación se suma el desajuste hormonal, la apariencia física y la responsabilidad que conlleva tener un hijo, la mamá se puede sentir un poco superada.

Un 60-80 por ciento de las mujeres que han dado a luz refieren una gran tristeza, pero ésta desaparece con los días. No obstante, un 20 por ciento de las mamás padecen depresión posparto. Generalmente, el tratamiento de la depresión se centra en el ámbito emocional, pero cabe la posibilidad de que el origen de la misma esté más alejado, en el sacro. 

¿Qué conexión existe entre el sacro y la depresión posparto?

Osteopatía para la depresión posparto

Para responder esta pregunta, hay que situarse en el campo de la Osteopatía, una medicina manual que toma al cuerpo como un todo. Se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo están relacionados y, por lo tanto, los trastornos en un sistema afectan el funcionamiento de los otros. El lóbulo frontal y sus conexiones prefronto-sub-corticales participan en la organización del estado de ánimo del ser humano. El sacro y los huesos del cráneo están unidos gracias al canal medular. Este sistema sacro-craneal alberga la duramadre, membrana gruesa e impermeable que protege al sistema nervioso, es decir, la médula espinal, el cerebro y los nervios que llevan los impulsos desde el cerebro al resto del cuerpo y viceversa, y que también fabrica, distribuye y reabsorbe el liquido cefaloraquídeo LCR.

Siguiendo la máxima de que un problema en un sistema puede afectar a otro, lo podemos extrapolar a que una lesión en el sacro puede afectar al cerebro. Visualicemos lo siguiente, el sacro y los huesos están unidos por la médula, al modificar uno de los dos extremos (sacro), tensa la médula y modifica al otro extremo (huesos del cráneo). Las variaciones de situación de las estructuras modifican todos los elementos que están a su alrededor. Por eso, puede ocurrir que los músculos, los ligamentos y las vísceras se verán afectados. Una lesión en el sacro modifica en consecuencia el hueso frontal y, por cercania, el lóbulo frontal donde está situado el área de la emoción

¿Cómo se trata la depresión posparto mediante la osteopatía?

¿Cómo se afecta el sacro en un parto? Durante un parto, dos factores principales pueden afectar el sacro: un parto en litotomia (posición de exploración ginecológica) o el mismo paso del bebé por el canal del parto hacia el exterior. Ambas situaciones pueden ejercer una gran presión sobre el sacro y modificarlo. En los partos en litotomía, se ven muchos sacros impactados. El impacto se produce cuando, debido a la posición de la madre y a la fuerza al empujar contra la camilla dura, se desplaza hacia adentro el sacro, hacia el interior de los iliacos. El tratamiento se basa en técnicas osteopáticas estructurales que normalizan el sacro y técnicas craneales para normalizar las estructuras y que fluya el LCR con normalidad. Los resultados son muy efectivos y no está demás, cuando una mujer sienta depresión después del parto, mirar más allá, mirar su globalidad. 

Marián Zamora Saborit, fisioterapéuta  

Marián Zamora Saborit
Fisioterapéuta.
Técnico en Pilates
Psicomotricista en Educación Infantil
Blog de Marián Zamora

La moda durante el embarazo

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud