Causas para ir al hospital durante el embarazo

Complicaciones durante el embarazo. Cuándo acudir a urgencias

  • compartidos

La mayor parte de gestaciones se desarrollan de forma normal y no constituyen embarazos de riesgo. En cualquier caso, a cualquier mujer embarazada le ayudará conocer las posibles complicaciones que pueden surgir para evitar problemas mayores.

Hay ciertos signos y síntomas que avisan de alguna anomalía durante el embarazo y son motivo para acudir al servicio de urgencias de tu hospital. 

Motivos para acudir a urgencias durante el embarazo

Causas para ir al hospital durante el embarazo

Ante la duda de si algo es normal o no, se recomienda acudir a consulta con el médico o a urgencias para descartar posibles complicaciones. Muchas veces por miedo o vergüenza de que el médico diga que no es nada no se acude a los servicios hospitalarios, pero se recomienda ser prudentes y desplazarse si algo no parece normal. En cualquier caso, estos son los síntomas de que algo no está funcionando bien durante el embarazo:

- Sangrado vaginal: es normal que haya un ligero sangrado después de una relación sexual o de una exploración por parte del ginecólogo, sin embargo, si el sangrado es abundante y de un intenso color rojo es conveniente recibir atención médica cuanto antes. Es posible que si el embarazo sigue adelante, te recomienden reposo absoluto.

- Contracciones: no hay que confundirlas con las contracciones de Braxton-Hicks, que son aquellas en las que el dolor desaparece con el movimiento o cambiando de postura y que sólo indican que el cuello del útero está madurando. Si las contracciones son dolorosas, no ceden al reposo y todavía no has llegado a la recta final del embarazo, es recomendable acudir al hospital.

Rotura prematura de la bolsa de aguas: en embarazos normales suele producirse al final de la gestación o incluso durante el período de dilatación. Si la rotura se da en semanas anteriores a la fecha de parto o el líquido que sale es de color verde es importante acudir a que verifiquen el estado del bebé pues podría haber sufrimiento fetal.

Falta de movimientos del bebé: desde el momento en que notes las pataditas del bebé, habrás de estar atenta a que todos los días percibas los movimientos fetales. En caso de no notarlos, toma chocolate, descansa un rato o toma algún alimento azucarado para activarle. Sin con estas medidas sigues sin notar que se mueve, acude a urgencias para comprobar el estado del bebé.

Vómitos intensos: si la sensación de náuseas y vómitos es muy intensa y no toleras ningún alimento o bebida, es necesario que acudas a consulta para descartar otras complicaciones y que puedan tratarte para evitar la deshidratación. 

Fiebre: la fiebre por encima de 38º es motivo de consulta, sobre todo cuando no responde a un catarro o enfriamiento. 

Dolor de cabeza: las mujeres embarazadas son muy propensas a sufrir cefaleas, pero si estas son muy dolorosas y no ceden con analgésicos, acude a tu servicio de urgencias ya que podría estar asociado con una subida de tensión arterial y esto supone una complicación del embarazo.

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud