Mitos sobre la depilación del vello púbico durante el embarazo y el posparto

Temas que no son ciertos acerca de la depilación vaginal durante y después del embarazo

  • compartidos

Para muchas mujeres, la depilación del vello púbico es muy importante durante el embarazo, y sobre todo cuando se acerca el momento del parto, bien sea por higiene, por pudor o por belleza. Sin embargo, para muchas otras no es algo relevante, aunque sí es un tema que causa cierta expectación y sobre el que hay algunos mitos que hay que abandonar. 

6 mitos de depilación de vello púbico en el embarazo

Las fotos de depilación en el embarazo

1. Es imprescindible antes del parto: Aunque es algo muy extendido, el hecho de tener que depilarse sí o sí antes de dar a luz es todo un mito. No es imperativo tener el pubis completamente depilado para dar la bienvenida al bebé, pero muchas mujeres lo prefieren por higiene. En algunos hospitales se retira el vello que puede dificultar los puntos, pero en otros no, por lo que depende de la embarazada si prefiere ir preparada antes de ser mamá. 

2. No se puede usar cuchilla: Otro creencia falsa es aquella que compete al uso de cuchillas para depilar la zona íntima durante la gestación. No es cierto que no pueda usarse la cuchilla antes de dar a luz, aunque sí es verdad que hay que tener cuidado al calcular dónde quitar el vello, puesto que cuanto más grande es la barriga y el embarazo está más avanzado, es más difícil hacerlo una misma. La cuchilla se puede utilizar perfectamente, sobre todo si nos ayudamos de un espejito para vernos mejor, si nos ponemos de cuclillas o si requerimos la ayuda de otra persona para que la depilación quede bien del todo. 

3. No es necesario ir a un profesional: Otro mito es el que tiene que ver con los centros de belleza. Aunque sí es verdad que es mejor no acudir a un spa cuando el embarazo está avanzado, nada tiene que ver con la depilación. Los profesionales de los centros estéticos pueden ser una gran solución para el vello no deseado en el embarazo, puesto que pueden llegar a zonas que nosotras mismas no nos vemos por el volumen de la barriga, o bien porque lo pueden hacer de una manera más rápida, efectiva y menos dolorosa. 

4. La crema es peligrosa: Aunque es cierto que puede causar irritaciones, esto puede ocurrir si no se controla el tiempo que la crema está puesta sobre una zona tan delicada. Es un mito que no pueda usarse crema en el pubis durante el embarazo para depilar la zona en cuestión, pero sí es verdad que hay que tener mucho cuidado en que este método no irrite ni queme los labios vaginales si el tiempo estimado -unos cuatro o cinco minutos- se sobrepasa con creces. 

5. No se puede usar cera: La cera no es en absoluto peligrosa a la hora de eliminar el vello que acompaña al pubis, sin embargo sí existe una verdad que acompaña a este mito, y es la que tiene que ver con dejar a un lado la cera que tiene una temperatura superior. Es mejor utilizar cera fría en el embarazo y en el posparto, puesto que la zona es muy delicada y la mejor opción será aquella que no sea caliente. Si usamos cera caliente la vagina podría verse irritada o dolorida, por lo que la mejor opción es la fría, que no está en absoluto prohibida. 

6. Está prohibido tras el parto: El último mito es el que tiene que ver con la depilación tras haber sido mamá. A no ser que se tengan muchos puntos o la zona esté aún muy sensible, no debería haber ningún problema con retirar el vello después de haber dado a luz de forma natural al bebé con el método más práctico para una misma. 

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud