5 mitos de belleza más populares en el embarazo

Falsos mitos, leyendas y creencias sobre el embarazo

  • compartidos

Para las mujeres embarazadas, el aspecto físico también es importante en el proceso de convertirse en mamás. Durante los nueve meses de embarazo son muchos los temas estéticos a tener en cuenta, como la nueva talla de ropa, la depilación íntima o incluso aspectos de belleza como el tinte del cabello o cómo pintarse las uñas de los pies con un avanzado estado de gestación.

Sin embargo, tal y como ocurre con la alimentación en el embarazo, existen varios mitos que rodean a la belleza de la embarazada. En Guiainfantil.com descubrimos qué hay de cierto en los asuntos que tienen que ver con la estética antes del nacimiento del bebé. 

5 creencias erróneas de belleza para embarazadas

Mitos de belleza para embarazadas

1. Prohibido teñirse el pelo. Es uno de los mitos más extendidos sobre el embarazo, y es el que tiene que ver con la coloración del cabello durante el embarazo. No existe una base científica que realmente asegure que afecta al bebé y a su formación, pero sí que es verdad que hay que tener precaución a la hora de utilizar los tintes. Para evitar problemas es mejor utilizar tintes vegetales y no lleven demasiados componentes químicos, así como espaciar los procesos de tinte en el tiempo. 

2. Prohibido hacer deporte. El embarazo no es una enfermedad, aunque se trata de uno de los estados más delicados que puede atravesar una mujer en su vida. Por eso, el deporte no está prohibido hasta la recta final del embarazo. Se puede hacer ejercicio físico, aunque es evidente que el nivel de exigencia debe ser menor, así como el tipo de actividad, lo que no significa que haya que eliminarlo por completo si la gestación es normal. Algunos de los mejores deportes para futuras mamás son el yoga, el Pilates o la natación moderada.  

3. No a los baños ni spa. Este es otro mito que no se ajusta a la realidad, al menos no en todo el embarazo. Sí es cierto que los spas o baños no están recomendados en la recta final del embarazo o en el último trimestre, pero no es cierto que esté prohibido durante los nueve meses. Todo se debe al contacto con el agua caliente, que puede bajar la tensión e incluso contribuir al riesgo de aborto en las primeras semanas. 

4. No se puede mantener la línea. Este es el mayor mito del embarazo, afortunadamente cada vez más ginecólogos ayudan a eliminarlo. El concepto de 'comer por dos' de hace años permitía a las mujeres comer todo lo que quisieran sin preocuparse de los kilos de más. Esto es falso y además muy negativo, ya que no tiene que ver solamente con estar en buena forma física, sino que también atañe a los riesgos tanto para el niño como para el bebé cuando se come demasiado. Es muy nocivo para la salud comer en exceso, y es necesario mantener el peso ideal que señale el médico para la gestación.  

5. Los antojos provocan manchas. Otro de los asuntos ligados al embarazo es el que tiene que ver con los antojos. Mientras que muchas mujeres aseguran sentir ganas de ingerir ciertos alimentos que en otros casos no comerían bajo ningún concepto, para otras el concepto antojo no existe en todo el embarazo. Independientemente de los caprichos gastronómicos de algunas embarazadas, este no es el mito, sino la concepción de que la figura del alimento en cuestión aparecerá de forma mágica en forma de mancha o lugar en la piel del futuro bebé. 

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud