Qué es la 'niñofobia'

Lugares en donde no se permiten niños

  • compartidos

Como casi todas las modas, la 'niñofobia' empezó en EEUU donde bares, restaurantes, cines y otros establecimientos empezaron a prohibir la entrada de menores. Lugares de ocio donde los niños no tenían cabida ni eran bien recibidos ni siquiera acompañados de sus padres.

Hoy esta tendencia ha llegado a muchos otros lugares del mundo y se han ampliado los espacios 'libres de niños', como el famoso vagón silencioso que ofrecen algunos trenes para atraer a los clientes más exigentes. Como la 'niñofobia' levanta ampollas, analizamos en qué basan sus propuestas los detractores y los defensores.

En contra de los espacios libres de niños

Niña con señal de prohibido niños

Algunos han puesto el grito en el cielo ante la expansión de esta nueva tendencia que se ha dado en llamar 'niñofobia'. Hablan de discriminación a los menores por no permitir su entrada en algunos lugares como restaurantes o vagones de tren. Incluso algunas compañías aéreas prohíben la entrada de menores en los asientos reservados a primera clase.

De la discriminación infantil, los detractores de la 'niñofobia' pasan a cuestiones más sociales, como cierta deshumanización de la sociedad que no es tolerante con la infancia. Alegan que se están perdiendo los valores familiares y apuestan por presentar a los niños como garantes del futuro. Y no falta quien habla directamente de violación de los derechos del niño.

A favor de los espacios libres de niños

Por su parte, estas medidas de 'niñofobia' han sido muy bien recibidas por mucha otra gente que no está dispuesta a sacrificar su tiempo de ocio aguantando las chiquilladas de los hijos ajenos. No quieren tener a niños gritando y saltando entre las sillas mientras comen en su restaurante favorito, ni están dispuestos a viajar sin poder pegar ojo por los lloros de un bebé

Como en todo momento estamos hablando de lugares que son abiertos al público, pero que en realidad son empresas privadas, cada propietario establece libremente quién puede entrar y quién no. Y en este caso, apuestan por un cliente más exclusivo que acudirá al local con la tranquilidad que busca. Para ellos no es una cuestión social, sino de negocio.

Conclusiones sobre la 'niñofobia'

Es evidente que la sociedad se va transformando. No significa que el cambio sea a mejor ni a peor, simplemente es diferente. El hecho de que cada vez mas lugares sean 'libres de niños' responde a una necesidad del cliente, no es fruto de un Herodes cualquiera. Esto debería hacer reflexionar a ciertos padres permisivos que 'divinizan' a sus niños y no se han molestado en enseñarles valores como el vivir en sociedad o la importancia de los buenos modales.

Cada vez es más frecuente ver a niños actuando a su antojo sin un ápice de respeto por quienes están a su alrededor mientras los papás se desentienden de la situación mirando sus teléfonos móviles o leyendo el diario. La reflexión es para esos padres irresponsables, porque la sociedad no tiene fobia a los niños, ellos son el futuro. La sociedad lo que teme realmente es a los niños que no están siendo educados en el respeto y la convivencia.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Cuentos con imágenes. Cómo educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud