El momento de enseñar a los niños a compartir

La edad adecuada para que los niños aprendan el valor de compartir

  • compartidos

Algunos rasgos de la personalidad son innatos, pero los niños necesitan una educación en valores para ir desarrollando ciertas habilidades sociales y poder interactuar con los demás niños de forma sana. Enseñar a los niños a compartir es fundamental para garantizar el desarrollo social y educacional del niño. Pero, ¿cuándo es el mejor momento para que los niños aprendan a compartir?

Cuándo enseñar a los niños a compartir

Cuando enseñar a los niños a compartir

Tu hijo no permite que otro niño toque su juguete favorito y tú le regañas porque no quiere dejárselo. No creas que tu hijo es un egoísta, es que tal vez no esté listo todavía para empezar a compartir sus cosas. Por eso motivo, tampoco conviene que le castigues o le censures su actitud poco generosa. Porque el niño no puede aprender a compartir solo, hay que enseñarle.

Descubrir el momento en que tu hijo está listo para compartir no es fácil. Generalmente ocurre entre los cuatro o cinco años. Antes de esa edad, es muy difícil hacer comprender al niño que será más feliz si comparte sus cosas con los demás. Pero hay que tener en cuenta que cada niño sigue su propio ritmo de desarrollo y lo mejor es que vayas observando cuándo empieza a necesitar la cercanía de otros niños. Ese será el momento de empezar a enseñarle a compartir.

Cómo enseñar a los niños a compartir

Compartir forma parte de esas habilidades sociales que debes enseñar a tu hijo para que sea más feliz pero, como cualquier aprendizaje, vas a necesitar paciencia y mucho tiempo. Es fundamental que el niño vea el ejemplo en los mayores, por lo que debes revisar si tu concepto de compartir es el mismo que quieres inculcar a tu hijo. Poco a poco, convence al niño de que podrá disfrutar más de sus juguetes si lo hace en compañía, así que no pasa nada por prestarle un momento ese cochecito a otro niño.

Háblale de lo generoso que es cuando le deja a otro niño que juegue con sus cosas, de su buen corazón y de lo contenta que estás por sus progresos. Pero no le castigues si a veces le cuesta un poco más compartir. Tú también puedes ayudar a que aprenda a compartir se preparas varias meriendas, por ejemplo, y le propones invitar a un par de niños. Así verá, que compartir es algo de todos que implica a niños y mayores.

Debes tener mucho cuidado en no presionar a tu hijo para que comparta absolutamente todo. Tal vez tenga algún juguete o alguna ropita que no quiera prestar por tenerle un cariño especial. Eso también debes respetárselo. Y también puedes enseñarle que compartir no se refiere solo a las cosas materiales, a un juguete, a una ropa o a una comida. Más importante aún es aprender a compartir tiempo, sentimientos, experiencias, historias o inquietudes.

Laura Velez. Redactora de GuiaInfantil

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud