Cómo inculcar fuerza de voluntad en los niños

Consejos para que tu hijo tenga fuerza de voluntad

  • compartidos

Muchas personas creen que la fuerza de voluntad está innata dentro de las personas que la tienes o no la tienes. La realidad es que tener fuerza de voluntad es una habilidad adquirida que se aprende desde la infancia y que si el aprendizaje es correcto podrá durar durante toda la vida.

La fuerza de voluntad es una forma de mantener el control sobre nuestras vidas, de darnos cuenta que es perjudicial para nosotros y qué no lo es, control de los impulsos… para después poder sentirnos bien. Parece que no es muy fácil de aprender, pero quizá pienses que es mucho más complicado de enseñar.

Cómo inculcar la fuerza de voluntad en la infancia

Niña con guantes limpia

La fuerza de voluntad no se enseña, se muestra y se inculca por lo que si quieres que tu hijo vea los beneficios de esta habilidad deberá aprenderlo mediante tu ejemplo. La fuerza de voluntad la tenemos todos los días con nosotros, incluso en las tareas más cotidianas y va cogido de la mano de la motivación, la disciplina y la toma de decisiones. Por ejemplo, si enseñas a tu hijo a que debe lavarse los dientes después de comer cada día, necesitará fuerza de voluntad y motivación para querer hacerlo antes de irse a la cama, disciplina para conseguirlo y la toma de decisiones será el que decida que sí debe hacerlo… pero siempre, bajo tu buen ejemplo.

Así, si tu hijo empieza a tener fuerza de voluntad para realizar las tareas y responsabilidades cotidianas (limpiar su dormitorio, fregar los platos, tareas propias de higiene, etc.) cuando requiera de la fuerza de voluntad para otras cosas de adulto (hacer dieta, entrenar y hacer ejercicio, conseguir un buen trabajo para la universidad, realizar una investigación, ser organizado en el hogar y en su vida, etc.) podrá conseguirlo echando mano de la fuerza de voluntad que tendrá trabajada. Algo que sin duda hará que se sienta satisfecho consigo mismo y elevará su autoestima y su fortaleza interna enormemente.

Consejos para conseguir que tu hijo tenga fuerza de voluntad

Pero, ¿cómo se puede inculcar la fuerza de voluntad en el día a día? Para que tu hijo se sienta valorado y con ganas de realizar las tareas, los padres deberán:

- Escuchar a sus hijos, tener una buena relación y confianza.

- Deberán haber normas y reglas claras y bien establecidas en el hogar, así como las consecuencias pactadas en caso de incumplimiento y las recompensas en el caso de cumplirlas a largo plazo (nunca deberán ser cosas materiales, sino más bien experiencias).

Poco a poco se podrá formar junto con la fuerza de voluntad, la persistencia que resulta un rasgo importante en el carácter para enseñar a los niños que con ambas cosas se conseguirán siempre buenos resultados.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud