5 señales que indican que nuestro hijo miente

Cómo inculcar el valor de la sinceridad en los niños

  • compartidos

Si bien la sinceridad es un valor esencial que todo padre y madre desea transmitir e inculcar a sus hijos sabemos que en algún momento u otro los niños acabarán mintiendo, de igual modo que lo hacemos los adultos, nos guste o no reconocerlo.

Los adultos mentimos para salir del paso, evitar situaciones o tareas que no queremos realizar o decimos mentiras piadosas para quedar bien con alguien de nuestro alrededor. Y los niños, ¿por qué mienten?

Por qué mienten los niños

Niño miente a padre

Los niños mienten más o menos por los mismos motivos, aunque sus primeras mentiras son exploratorias y parte de un juego más adelante aprenden a mentir para evitar un castigo, una regañina o eludir responsabilidades propias de su edad. 

Aún sabiendo que las mentiras forman parte de la comunicación entre humanos a nadie le gusta que le mientan y, como padres, nos puede resultar frustrante e irritante saber que nuestro hijo no nos dice la verdad. Hay ocasiones en las que pillamos rápidamente las mentiras por lo descabelladas y rocambolescas que pueden llegar a ser, pero no siempre es así de fácil saber si lo que nuestro hijo dice es cierto o no. 

La primera mentira de nuestro hijo puede pillarnos por sorpresa porque no nos esperamos que un ser tan inocente como un niño de 3 o 4 años nos mienta pero a las mentiras a estas edades son fáciles de descubrir. Es más adelante, cuando los niños se van haciendo mayores cuando van perfeccionando su modo de comunicarse y por tanto de mentir. Aún así, y aunque no existe un manual para padres que nos ayude a descubrir las mentiras de nuestros hijos, podemos estar atentos a algunas señales que nos indicarán si nuestro hijo miente o no.

Las 5 señales que indican que nuestro hijo está mintiendo

Éstas son 5 señales que indican que nuestro hijo miente. Cuando tengas dudas sobre si lo que te está diciendo tu hijo es verdad o mentira atiende a su lenguaje no verbal y al tono de su voz, ya que es frecuente que cuando un niño miente:

1. Se ríe.

2. Está nervioso.

3. Se pone rojo.

4. Su tono de voz cambia.

5. Esquiva la mirada.

El lenguaje no verbal es importantísimo ya que comunica tanto como las propias palabras, estar atento a los gestos, a las miradas y al tono de su voz nos puede  ayudar a descubrir una mentira o una verdad a medias.  

De todas las opciones para descubrir si nuestro hijo nos miente o no la mejor siempre será darle la oportunidad para que nos cuente la verdad sobre lo sucedido. Para ello debemos ser capaces de crear un clima de confianza y seguridad para que no teman por las posibles reprimendas por habernos mentido. Recuerda que los padres debemos ser un buen ejemplo, evitar mentirles o engañarles, demostrando día a día lo importante que es ser honesto y sincero.

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud