Enfermedades de transmisión sexual

Qué enfermedades de transmisión sexual existen y cómo prevenirlas

  • compartidos

Las enfermedades de transmisión sexual son un tipo de problema de salud que es muy recomendable conocer. Para poder prevenir todos aquellos males que tienen que ver con el sexo, es necesario estar siempre alerta para no contraer una enfermedad como esta. En Guiainfantil.com descubrimos cuáles son las enfermedades de transmisión sexual más importantes, como pueden ser el sida, la sífilis, la gonorrea, las clamidias o el herpes vaginal, así como el hecho de cómo se contraen y de qué manera se pueden prevenir.

5 enfermedades de transmisión sexual 

Las enfermedades de transmisión sexual

1. Herpes genital. Esta enfermedad se contagia únicamente por transmisión sexual. Puede contraerse con sexo genital, oral o anal, no necesariamente a través del coito, sino con el contacto de los fluidos los genitales con alguna parte del cuerpo. Se trata de un mal que se reproduce a través de ampollas o úlceras que se asocian a esta enfermedad en la zona íntima. Para prevenir un contagio, siempre hay que utilizar preservativo, o abstenerse de practicar sexo oral si se tienen en ese momento dichas úlceras. 

2. Sífilis. Una de las enfermedades más peligrosas de transmisión sexual es la sífilis, una infección bacteriana que afecta al sistema inmunitario y que puede contraerse por las relaciones sexuales sin protección, o durante el embarazo a través del útero de la madre al bebé. La bacteria en cuestión afecta a la sangre y también pueden verse llagas o ampollas en la zona vaginal o del pene una vez que se ha contraído, algo que podría evitarse con una correcta protección sexual. 

3. Sida. El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida es una de las enfermedades más peligrosas de transmisión sexual. Esta enfermedad puede contraerse a través de las relaciones sexuales sin preservativo cuando una de las dos personas está afectada. También puede contagiarse un bebé en el útero materno si la madre es seropositiva. Otra vía de contagio es persona podría también contraerla a través de la sangre infectada, por compartir un cepillo de dientes, por sangre en un objeto punzante o por una aguja o herida abierta.

Este mal llamado VIH -Virus de la Inmunodeficiencia Humana- es un microorganismo que llega al sistema inmunitario y consigue debilitarlo, haciendo mucho más vulnerables a infecciones a quienes lo padecen. Los niveles de defensa del sistema inmunitario se ven considerablemente más bajos, y esto hace que aquellos que son seropositivos puedan incluso estar expuestos a perder la vida por una infección externa. Para prevenirlas, es necesario utilizar preservativo durante el coito, no entrar en contacto con agujas, jeringuillas o tocar directamente zonas con sangre de personas infectadas. 

4. Clamidia. Se trata de una infección bacteriana que afecta directamente a los genitales durante las relaciones sexuales, y que puede contagiarse efectivamente en el momento del coito. Este tipo de infección afecta tanto a hombres como a mujeres, y aparece por mantener relaciones sexuales sin protección, es decir sin preservativo, que pueden reproducirse de una pareja sexual a otra. El dolor y el ardor al orinar es una de las afecciones más comunes. 

5. Gonorrea. Esta enfermedad de transmisión sexual se reproduce cuando se inflaman las vías de la orina, los genitales también se vuelven considerablemente grandes a causa de una inflamación externa, y los flujos también se reproducen con mayor frecuencia. Se trata de una dolencia que se transmite en la zona genital, y que se contrae a través de las relaciones sexuales sin ningún tipo de protección. Para prevenirla, es conveniente utilizar preservativo en el coito, y no practicar sexo oral si se sufre gonorrea, porque también podría afectar a la garganta una dolencia como esta ETS. 

10 consejos para hablar de sexo con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud