Cómo explicar una catástrofe a niños de 0 a 3 años

Cómo afecta a un bebé haber vivido un hecho traumático

  • compartidos

Hay veces en la vida que ocurren situaciones traumáticas y nos pueden llegar en forma de terremoto, de inundación, de acto violento, de muerte de un ser querido, etc.

La edad que tenga el niño afecta a cómo reaccionará a este desastre. Por ejemplo, un niño de siete años podrá manifestarse no queriendo ir al colegio, mientras que un adolescente podrá quitarle importancia a la tragedia, a la vez que muestra un deterioro en su rendimiento escolar. En este caso nos centraremos en cómo lo viven los niños de 0 a 3 años y qué papel juegan los adultos en todo ellos.

Cómo reacciona un bebé de 0 a 3 años ante una catástrofe

Bebé chino

Para comenzar, hay que recordar que cada niño es diferente y tiene su forma de reaccionar. Las reacciones de miedo, tristeza y ansiedad varían. No son iguales a la de los adultos y tampoco lo son entre las de un niño y otro. Además, es importante saber que en estas edades podemos encontrarnos con que no pueden expresarse lingüísticamente de una manera perfecta. Por ello, debemos estar atentos a otro tipo de señales:

- Problemas para dormir.

- Vuelta a estadios de desarrollo anteriores. Algunas de las conductas de aprendizaje pueden involucionar como por ejemplo, la vuelta a los pañales debido a que vuelve a no controlar esfínteres.

- Aparecerán más rabietas y de manera recurrente. Llorarán más. Tendremos en cuenta que los límites que existían deben continuar aunque se flexibilicen los primeros días.

- La manera de mostrar la tristeza en niños es compleja. Muchas veces más que tristes se muestran irritables. Cuando ya pueden hablar pueden aparecer frases como: 'te odio, no te quiero, todo esto es culpa tuya'. Tenemos que pensar que es la manera que tienen los niños de verbalizar esa tristeza.

- Demanda más atención. Tendrán más problemas en alejarse del adulto de referencia.

Cómo ayudar a niños de 0 a 3 aos que vivieron una catástrofe

Existen muchas cosas que los adultos pueden hacer por el niño que acaba de vivir un hecho traumático. Por ejemplo:

- Contención: No se refiere a prohibir que el niño haga algo, sino que los haga de una manera controlada acompañándoles para evitar situaciones nocivas como pudieran ser: golpearse contra el suelo o la pared.

- Hay que darle al niño seguridad y cariño para que se sienta confortado.

- Calmar. Dar un espacio para que el niño llore o grite

- Hay que tener en cuenta los pequeños detalles, intentar ayudar al niño a que se relaje. Que pueda tener un momento de descanso. Esto lo haremos llevando a cabo rutinas como: cantarle, explicarle un cuento, o darle un baño con agua tibia...

- Informar: Debemos decir las cosas con tono pausado y tranquilo. Tendremos en cuenta que este paso es mucho más importante conforme los niños crecen. Es decir, pese a que en niños de 2-3 años el lenguaje expresivo no está tan desarrollado, el compresivo sí que lo está. Por tanto, en esta edad es importante explicarles la situación y responderles a preguntas como: ¿Qué ha pasado?, ¿Qué va a pasar a partir de ahora? También es conveniente darles opción a qué pregunten y responderles de forma veraz.

- Normalizar:  Hacerle ver que no es el único que tiene esos sentimientos o esas reacciones. Por ejemplo, si nos ve a nosotros llorar, él se permitirá llorar. Muchas veces, nuestro sentimiento de 'protegerles' de vernos llorar les produce la idea de que hacerlo está mal. Coartamos al niño de que lo haga, hacemos que se lo guarde y esto es perjudicial para él.

- Consolar y procurar hacer actividades positivas con ellos. Darles el control de pequeñas tareas para que se sientan útiles: Plantear rutinas diarias, que vean que ha pasado algo grave, que ha habido una 'rotura' pero que la vida y resto de cosas siguen.

- Permitirles que jueguen o dibujen sobre lo que ha pasado: No pedir que lo hagan explícitamente, pero consentirlo si aparece espontáneamente en el niño ya que necesitan integrarlo en su vida diaria.

Si al cabo de cuatro semanas siguen ocurriendo este tipo de conductas nos plantearemos el consultar a un especialista.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud