Juegos para ayudar a los niños a superar el miedo a los ruidos

Cómo ayudar a niños con miedo a los ruidos a través del juego

  • compartidos

Los niños suelen pasar una etapa en la que los miedos pueden ser los protagonistas, esto ocurre durante los años que la imaginación empieza a estar muy partícipe en la vida del niño.

Es sobre todo a partir de los 5 años y durante la primera infancia cuando los miedos pueden hacer que los niños teman a la oscuridad, a los ruidos u a otra circunstancia.

Por qué los niños tienen miedo a los ruidos

Niño se tapa oidos

El miedo sirve como una alarma interna para advertir y protegernos de los peligros potenciales, pero cuando somos adultos, ya hemos aprendido a manejarlos y como padres es necesario enseñar a los hijos a aprender a lidiar con esta intensa emoción con herramientas suficientes para que les hagan frente sin estrés ni ansiedad. Para que los pequeños puedan dejar de tener miedo no hay mejor forma de conseguirlo que jugando.

Normalmente este miedo, el miedo a los ruidos,  puede estar relacionado con la falta de conocimiento acerca de los sonidos del entorno y a una incapacidad de identificar el origen del ruido extraño. El miedo desaparece cuando el niño es capaz de entender el origen y la razón del ruido. Aunque en otros casos el miedo al ruido fuerte puede estar asociado a algo que le asustó en otra ocasión, en este sentido es necesario saber qué le pasó para poder buscar las estrategias adecuadas.

2 juegos para ayudar a los niños a superar el miedo a los ruidos

1. El juego de las preguntas. Este juego tiene como finalidad que los niños expresen sus emociones en cuanto al miedo que sienten con los ruidos, normalmente a los niños les cuesta mucho poner palabras a sus emociones. Escribe las emociones en un papel y dibuja cómo es esa sensación (miedo, angustia, ira, rabia, alegría, felicidad, etc.) y habla de ellas con tu hijo. Cuando lleguéis a la emoción del miedo ayuda a tu hijo a que ponga palabras a sus miedos.

2. Los ruidos del entorno. Incorpora el ruido que da miedo a tu hijo en un contexto de juego para que pueda identificarlo y jugar con eso en un momento de ocio, así podrá encontrar la solución al ruido al no estar involucrado emocionalmente.

Recuerda que es muy importante que tu hijo sienta que respetas su ritmo por lo que no debes obligarle a superar el miedo si no está preparado para hacerlo. No te burles de sus miedos e intenta comprender siempre cómo se siente. Enseña técnicas de relajación y busca en el juego, que afronte el sonido en un contexto de diversión.

Películas de miedo para niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud