5 consejos para incentivar al niño en la lectura

Consejos para estimular al niño para que lea más

  • compartidos

La lectura es fundamental para un buen desarrollo personal. La lectura es una de las habilidades más importantes que se adquieren en la vida, ya que precede al resto de aprendizajes y estimula el cerebro para mejorar y potenciar cualquier conocimiento. Pero la lectura para que realmente pueda ser satisfactoria no puede ser una actividad obligada en los niños, debe ser una actividad que les salga de dentro hacerla y que comprendan la importancia que tiene.

Para que un niño sienta motivación para la lectura debe sentir que no son deberes y que hacerlo es un momento de ocio. Pero, ¿cómo conseguirlo?

5 formas de incentivar al niño en la lectura

Niño lee tumbado

1. Ser un buen ejemplo. Los niños necesitan ver en sus padres un buen ejemplo de lectura para que se den cuenta de la importancia que tiene. La lectura en los padres hará que los pequeños sientan la necesidad de seguir su ejemplo. Leer libros, revistas de conocimiento o el periódico son buenas formas de enseñar a los niños que leer es entretenido.

2. Dejar que elija. Deja que tu hijo escoja los libros que le interesen acorde a su edad y que tengan una temática que le motive. No intentes cohibirle los temas, si es una niña y le gustan los dinosaurios o si es un niño y prefiere los cuentos de hadas, ¿por qué se lo vas a negar? Son sus gustos e intereses y debe descubrir lo que realmente le gusta.

3. Tener los libros a mano en casa. Tener una biblioteca infantil en casa, donde los niños tengan a su alcance los libros para que puedan leerlos es una excelente idea. Además, esta biblioteca infantil debe ser atractiva por lo que es necesario crear un rincón de lectura con cojines, colorido y mucho cariño.

4. Leerle a los niños. Desde que los niños son pequeños es necesario leerles para que sepan que pueden entender y seguir el hilo de una historia aunque aún no sepan leer. A medida que van creciendo será necesario hacerles preguntas sobre lo que se les lee para saber qué están atentos al hilo de la historia.

5. Debe ser opcional. Además de conseguir que la lectura sea divertido para los niños, es necesario que sepan que es una opción y nunca una tarea. Por eso es necesario que tengan materiales de lectura disponibles para que los niños puedan elegir, y que además sean de su interés. Aunque está bien darles sugerencias de lectura, no hay que forzarles, sin exigencias… así se animarán ellos mismos.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud