Por qué comprar a los niños juguetes de madera

Beneficios de los juguetes hechos de madera en la infancia

  • compartidos

En los años 80 triunfaba el plástico, los juguetes de madera estaban considerados algo anticuado y pasado de moda y, si querías tener lo último en materia juguetera y fardar con tus amigos, tenías que sumarte a la moda del plástico sin remedio. Sin embargo, en los últimos años parece que los hábitos están cambiando: el juguete de madera se empieza a imponer ¿es que ahora se lleva lo hipster hasta en los juguetes o hay algún otro motivo de peso?

Efectivamente, los juguetes de madera están en alza, y no solo se deben a las modas pasajeros sino que hay varias razones para ello. En Guíainfantil.com os dejamos 6 poderosas razones de peso para que aparquéis los polímeros y os adentréis en el mágico mundo de la madera.

6 beneficios de los juguetes de madera para los niños

Juguetes de madera para niños

1- Son más cálidos al tacto: La madera al ser un elemento natural, posee vida, se agrieta, alguna está más pulida que otra, tiene un olor peculiar y tiene un tacto suave y agradable que a los niños les suele gustar.

2- Son más duraderos: Pensad bien el juguete de madera que vais a comprar porque os aseguro que os durará, no solo todo el crecimiento del niño, sino también varias generaciones.

 3- Dan más valor al juguete: Un juguete de plástico normalmente es algo provisional, algo pasajero que estará con nosotros poco tiempo, por lo tanto fomenta la filosofía consumista de: compro, uso poco, tiro y me compro otro. La madera da un aspecto más sólido al juguete y el niño lo suele percibir como algo que debe durar más tiempo. Con lo que a la larga se ahorra dinero.

4- Fomentan la imaginación: Que no tengan pilas, ni sean eléctricos, junto con un diseño más simple hace que el niño tenga que ponerle vida y, por tanto, fomenta su creatividad e imaginación. Cuanto más simple más despliegue de creatividad.

5- Son menos peligrosos: Suelen estar bien hechos y, al ser más simples, no suelen tener muchas piezas sueltas que puedan desprenderse con el consiguiente riesgo de asfixia. Tened cuidado con el tipo de pinturas que se utilicen porque algunas pueden ser tóxicas, así que, aunque sean un poco más caros, aseguraos que son de buena calidad y no tóxicos.

6- Son naturales, biodegradables y renovables: Son ecológicos 100%, así que estaremos educando a nuestros hijos en el respeto por la naturaleza desde pequeñitos.

Con todas estas razones, ya solo nos queda decir que los juguetes de plástico también son útiles, pero que pueden dejarse para otros momentos como son: la playa, las piscinas, la bañera, para jugar en el exterior cuando llueve o para llevar a los viajes.

Patricia Fernández. Redactora de Guiainfantil.com

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud