Por qué necesitan jugar los niños

Entrevista con David Bueno sobre la importancia del juego en la infancia

  • compartidos

El juego es una necesidad y un derecho fundamental de los niños. Esencial para su aprendizaje, el juego les garantiza la posibilidad de absorber los nuevos conocimientos y habilidades de forma placentera. 

Guiainfantil.com ha entrevistado al divulgador científico y profesor de biología David Bueno. No ha dudado en recalcar la importancia del juego para los niños. 

Cómo afecta el juego al cerebro de los niños

El juego en la infancia

El juego surge del cerebro y tiene repercusiones sobre el cerebro de los niños. A los niños, los que más les motiva es jugar. Sobre todo si se trata de juego libre. Jugar es el instinto básico para aprender, la forma en la que nuestro cerebro está programado para aprender cosas nuevas. De hecho, la principal tarea de los niños es aprender de su entorno para adaptarse e integrarse en la sociedad. Este aprendizaje se hace a través del juego. El juego significa experimentar, creatividad, interactuar con otras personas, asumir roles para 'practicar' el  cómo y cual va a ser su papel en la sociedad. 

El aprendizaje a través del juego  responde a un programa genético. El feto, unas semanas antes de nacer, ya empieza a jugar. Juega con el cordón umbilical, estirando brazos y piernas...

El juego proporciona placer. ¿Qué pasa cuando el niño no juega? El niño seguirá aprendiendo, pero no asocian el placer al juego, por lo que no aprenderán de forma placentera, lo que condicionará su vida adulta. En los humanos es difícil evaluar cómo afecta a los adultos, pero se ha experimentado con ratones. Los ratones que no jugaron, son cuando crecen más agresivos, impulsivos, y les cuesta establecer grupos sociales. 

Hasta qué edad deben jugar los niños

Todos deberían jugar, también los adultos. El juego se va adaptando a la edad del niño, va cambiando. Los niños más pequeños, por ejemplo a los 2 años, prefieren juegos manuales, de encajar piezas... y por supuesto, el juego libre, descubrir el entorno. Los niños según crecen, se van decantando más por la televisión y las vídeoconsolas. Esto no es un problema siempre y cuando también jueguen con otras cosas. 

Los adultos pueden facilitar el espacio de juego para los niños. Cuando los niños son pequeños, hay que ayudarles y buscar espacios donde puedan encontrarse con otros niños para jugar. 

Muchos padres se quejan de que sus hijos no saben a qué jugar. Esto ocurre porque no dejamos que se aburran. debemos dejar que los niños se aburran y busquen sus propios juegos. Pueden buscar a sus padres para jugar, eso es normal. ¿Quién mejor que los padres, su principal referencia, para jugar? 

El tema de los juegos bélicos no debería preocupar a los padres siempre y cuando los padres les expliquen qué valores transmiten ese tipo de juguetes.

Vídeo de la entrevista a David Bueno sobre el juego en la infancia

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud