Juegos que incentivan la imaginación en los niños

Juegos que ayudan a los niños a ser más creativos

  • compartidos

Cualquier situación puede convertirse en un juego cuando eres niño. Jugar permite aprender y perfeccionar diferentes áreas del desarrollo: la psicomotricidad, el vocabulario, las habilidades socioemocionales y cómo no la imaginación.

Definimos la imaginación como la facultad que nos permite representar mentalmente objetos, personas o situaciones no presentes en la realidad. Prácticamente todos los juegos infantiles fomentan esta facultad aunque unos más que otros.  Destacamos en este artículo aquellos juegos que fomentan claramente la imaginación en los niños como por ejemplo jugar a ser, construir o crear pero también inventar historias o buscar animales escondidos entre las nubes.

El juego simbólico, el juego por excelencia

niño disfrazado de aviador

El juego simbólico o de roles, es decir, el juego en el que el niño o niña representa o imita a  alguien es el juego por excelencia durante los primeros años de la infancia. El juego de roles fomenta y estimula en un alto grado la imaginación de los niños. Para jugar por ejemplo a ser bombero, indio, médico o astronauta hay que crear toda una realidad, con situaciones y personajes imaginarios surgidos de la nada. 

Para que esto sea así debemos permitir que sean los niños quienes escojan el personaje (real o de ficción) que desean ser. Cuanto menos dirigido por parte de los adultos sea el juego mayor capacidad imaginativa desarrollará el niño, aunque a veces necesitará que le demos un empujón. Cuando esto sea así mejor solo proponer y/o facilitar los elementos o materiales que le permitan recrear sus historias.

Las cajas de cartón son de gran utilidad en estos casos ya que fácilmente pueden convertirse en naves espaciales, cabañas o castillos. También recomendamos tener a mano ropa o disfraces para utilizar y añadir mayor realismo a su juego, siempre viene bien tener unos sombreros, pañuelos o fulares en un cajón para estas situaciones. Muñecos, cocinitas, maletines de médico,... son otro tipo de material que ayuda a recrear el mundo imaginario en el que el niño quiere estar inmerso.

Dentro de este tipo de juegos podríamos incluir los juegos con figuritas o muñecos pequeños que se venden con o sin complementos. En estos casos el niño o niña va pasando de un personaje a otro adoptando e imaginando diferentes puntos de vista y personalidades.

Los juegos de guiñol, teatrillos o marionetas permiten al igual que el juego de roles recrear situaciones ficticias que favorecen el desarrollo de la imaginación de los niños.

Otros juegos que estimulan la imaginación de los niños

Más allá del juego de roles existen otro tipo de juegos que permiten desarrollar la imaginación de los niños. Los juegos de construcción, jugar con plastilina o mirar las nubes son perfectos ejemplos de juegos que estimulan e incentivan la capacidad imaginativa de los niños. 

- Juegos de construcción: Los juegos de construcción son otro tipo de juego con un alto valor para el fomento de la imaginación. Este tipo de juegos de construcción con piezas ya sean de madera o plástico, encajables o no, no importa, lo importante es la capacidad de imaginar y crear que fomentan. Con este tipo de piezas los niños pueden construir desde un castillo o fortaleza a un pueblo entero donde viven seres fantásticos 

- Jugar con plastilina: Jugar con plastilina crear monstruos, plantas, animales, tartas o pasteles favorece no solo el desarrollo psicomotriz de manos y dedos si no que promueve la imaginación y la creatividad de los más pequeños. Está bien que animemos a nuestros hijos a poner nombre a sus creaciones, que nos digan que sabores tienen sus platos o dónde viven sus monstruos o animales, de este modo van más allá de la  fase manipulativa.

- Mirar las nubes: Mirar las nubes y buscar animales escondidos o pedir que inviten a un personaje de ficción (de su cuento, serie o película favorita) a la hora de cenar y sentarlo junto a nosotros, con silla y plato para mantener una conversación animada con él mientras cenamos son otro tipo de propuestas de juego que estimulan la imaginación de nuestros hijos. 

Cualquier situación, cualquier momento es bueno para impulsar la imaginación de nuestros hijos, solo hay que dejar rienda suelta a su rico mundo interior para que surja de manera espontánea. Los juegos como los aquí propuestos son solo algunas formas de expresión de esa gran capacidad imaginativa que tienen los niños, no dejemos que la pierdan acotando, dirigiendo en exceso o incluso impidiendo algo tan importante para su desarrollo como es el juego.

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud