Cómo pueden los niños aprender a jugar en equipo

Conoce los beneficios y las ventajas de jugar en equipo para los niños

  • compartidos

Las familias cada vez son más pequeñas. La norma más habitual, la del hijo único, hace que los niños pasen mucho tiempo jugando solos y sin contacto con otros niños. Sin embargo, es mucho más saludable para su desarrollo emocional que compartan juegos y actividades con otros niños de su edad.

Aprender a jugar en equipo es fundamental para desarrollar una serie de valores como la generosidad y la tolerancia. Además, jugar con otros niños en equipo fomenta su capacidad de compartir y también su sociabilidad. La pregunta es, ¿Cómo enseñamos a los niños a jugar en equipo?

Cómo enseñar a los niños a jugar en equipo en casa

Niños en equipo abrazados

Como siempre ocurre en relación con el aprendizaje de los niños, enseñar a los niños a jugar en equipo debe comenzar por el propio hogar.

1. Sus propios juguetes os servirán para compartir momentos en familia inolvidables con esos juegos de construcción que son propicios a los retos y a las pruebas en equipo.

2. Los puzzles son uno de los mejores juegos donde los niños pueden aprender lo que es la colaboración de un equipo, el apoyo y ver el grandioso resultado de trabajar en equipo con un objetivo común.

3. La dificultad para enseñar a los niños a jugar en equipo en casa es que puede que no haya más niños a su alrededor. Y lo cierto es que lo ideal sería que todos los participantes tuvieran parecidas capacidades con el fin de que aprendan a resolver los retos del juego por sí mismo.

4. Si en vuestro caso tenéis solo un niño, no dudéis en invitar a merendar a algunos de los niños de tus vecinos. No hace falta que sea un día de celebración para que los más pequeños compartan tiempo con niños de su edad.

Enseñar a los niños a jugar en equipo fuera de casa

A medida que el niño crece un poco, en torno a los tres años, ya se integra plenamente en sociedad con otros niños.

1. Es importante que para ese momento tenga claros aspectos como la necesidad de compartir, la generosidad y la comunicación. Porque jugando en equipo se aprende mucho más que jugando solo.

2. Es posible que en los primeros tiempos el niño tenga problemas para adaptarse a los juegos de equipo.

3. Pasar de un lugar donde él es el rey a otro lugar donde todos son los reyes puede fomentar la competitividad en su sentido más negativo. Por eso, cuando antes empiece a practicar deportes de equipo como el fútbol, el balonmano, el waterpolo o el deporte que el niño prefiera, antes empezará a entender que forma parte de un grupo en el que todos deben ayudarse entre sí para lograr un objetivo común.

4. Los juegos en equipo son muy importantes para el desarrollo emocional del niño y para garantizar un adulto generoso, tolerante y consciente de sus capacidades y limitaciones.

5. Jugando en equipo el niño descubre que hay cosas que no puede hacer él solo, que se consiguen objetivos más interesantes si cuenta con la colaboración de otros niños. Y sobre todo, jugando en equipo, el niño aprende que el valor de la amistad.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Recortables para imprimir y jugar con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud