Las notas de los niños, ¿determinan su inteligencia?

Relación entre las notas escolares y la inteligencia de los niños

  • compartidos

Muchos padres y maestros se centran en las notas de los niños para saber la media de inteligencia que tienen y para poder tener en cuenta su desarrollo académico. Es cierto que para que puedan alcanzar los objetivos que se establecen en las escuelas, es necesario que los niños hagan diferentes tipos de pruebas y test que de este modo los profesionales educativos sepan el tipo de atención que cada niño requiere en cuanto a la atención académica.

Esto es lo que se trabaja en la sociedad, y los padres en muchas ocasiones muestran su alegría o su descontento según el tipo de calificación que los niños reciben en la escuela, es decir, según el número que trae en las notas. Esto puede afectar a los niños en su autoestima y motivación por conseguir mejores resultados. Pero los niños no son números y su inteligencia no se determina por las notas.

Las notas escolares y la inteligencia de los niños

Niña enseña nota

Los niños son mucho más que números en el boletín escolar, los niños son esfuerzo, voluntad, perseverancia, emociones y un largo etcétera que va mucho más allá que los números en los exámenes. 

Los niños pueden estar estudiando para un examen (esfuerzo, voluntad, perseverancia), pero que después en el examen se ponga nervioso o no respondiera con exactitud y la nota acaba siendo baja e incluso un suspenso… esto no determina que el niño sea mejor o peor en alguna asignatura, simplemente determina que necesita dedicar más tiempo, cambiar la forma de estudio, atención psicopedagógica para poder saber estrategias de aprendizaje, etc. 

Pero en ningún caso una mala nota determinará una baja inteligencia, más bien es una señal de alarma para que los padres se den cuenta que su hijo necesita orientación en esa materia en concreto, porque quizá no le guste tanto como las demás (pero esto no significa que sea más o menos capaz). Y además, es muy probable que necesite motivación (emocional) para conseguir creer en sí mismo.

La Inteligencia Emocional de los niños

La Inteligencia Emocional tiene un papel muy importante en todo esto, porque un niño que no tiene una Inteligencia Emocional bien trabajada, no podrá ser un adulto de éxito, puesto que no sabrá relacionarse con los demás de forma asertiva, con empatía y con buenos modales. Por eso, tanto en las escuelas y en los hogares de todo el mundo, resulta que la Inteligencia Emocional es más importante que el Coeficiente Intelectual.

Además, un niño que tiene dañada las emociones o que no tiene satisfechas sus necesidades emocionales, difícilmente podrá tener un desarrollo académico acertado, puesto que no será feliz. Un niño para poder desarrollarse bien en cualquier ámbito de la vida necesita sobre todo, sentirse querido, respetado, valorado y feliz.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud