Niños bilingües: beneficios de la educación bilingüe

Desarrolla las habilidades intelectuales y sociales de los niños

  • compartidos

Los niños bilingües adquieren numerosos beneficios derivados de su educación bilingüe. El desarrollo del bilingüismo en niños a temprana edad provoca que las conexiones neuronales en el cerebro de los niños bilingües, sean diferentes que las de los niños monolingües, aumenta la capacidad para socializarse y retrasa la aparición de los síntomas del Alzheimer en una media de 5 años respecto de las personas monolingues.

Beneficios de la educación bilingüe en los niños

Niños bilingües: beneficios educación bilingüe

Una educación bilingüe produce un gran número de beneficios en el niño a lo largo de su vida. Podemos agrupar estos beneficios en habilidades intelectuales, beneficios socio-culturales, económicos y para la salud. 

Desarrollo de las habilidades intelectuales en niños bilingües
El desarrollo del bilingüismo en niños a temprana edad, provoca que las conexiones neuronales en el cerebro del niño bilingüe, sean diferentes que las de un niño monolingüe. Ya que el cerebro del niño bilingüe se desarrollara para asumir la capacidad de poder acceder a los dos idiomas de una forma rápida y sin esfuerzo, estas variaciones del cerebro bilingüe frente a un cerebro monolingüe, no solo afecta a esta capacidad cognitiva concreta, sino que a la vez el cerebro habrá adquirido una forma diferente de analizar e interpretar el entorno, haciéndolo de una forma más efectiva que el niño monolingüe.

Algunas de las capacidades cognitivas potenciadas por el bilingüismo en niños son:

- Desarrolla la función ejecutiva del cerebro. Cuyo objetivo es dirigir el proceso de atención, para así poder planear y organizarnos.
- El niño bilingüe tendrá una mejor visión espacial.
- Se incrementa la capacidad de concentración
, ignorando más distracciones innecesarias que el niño monolingüe.
- Mejora la memoria tanto a corto como a largo plazo.
- Mejora el área de la creatividad del niño.
- Estimula la facilidad del niño a la hora de aprender más idiomas.

Beneficios sociales-culturales del bilingüismo para los niños
El mundo tiende a una globalización en la que las personas cada vez están más cerca. Gracias al turismo y a la inmigración ha crecido el número de parejas que hablan en diferentes lenguas maternas. El intercambio cultural y las relaciones sociales ha convertido en una realidad la necesidad de aprender un segundo idioma.

El bilingüismo fomenta la inclusión social, es un arma muy importante para poder conocer otras culturas y favorece la integración con gente de otras partes del mundo. Además, aumenta la capacidad para socializar y, al mismo tiempo, ayuda a vencer la timidez.

Beneficios económicos del bilingüismo para los niños:
Hasta hace unos años, el dominio de un segundo idioma ayudaba en gran medida a conseguir algunos puestos de trabajo en concreto. Con la llegada de Internet y los mercados globales, el inglés ha pasado de ser valorable a ser imprescindible. Además, la tendencia en las ofertas de empleo en las que se exige un nivel muy alto de inglés sigue aumentando año a año, tanto en número de ofertas como en exigencia en el nivel de inglés.

El desarrollo del bilingüismo a una edad temprana nos da una ventaja importante a la hora de buscar trabajo, y de aprender un tercer idioma en la etapa escolar.

Beneficios en la salud del bilingüismo para los niños
En el 2010, el instituto de investigación Rotman presentó un estudio en el que demostraban que, aunque las personas bilingües también son susceptibles de sufrir Alzheimer, los síntomas en los bilingües aparecen mucho más tarde que en las personas monolingües.

La capacidad del cerebro para poder conectar y desconectar un idioma, crea un sistema preparado para cambios y errores, almacenando cierta información de una forma diferente que el cerebro monolingüe. Por ello, los síntomas del Alzheimer se retrasan en una media de 5 años respecto de las personas monolingues.

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud