Primeros pasos para que los niños aprendan inglés

4 consejos para enseñar inglés a los niños

  • compartidos

El desarrollo de las capacidades bilingües no es nada sencillo. A pesar de la predisposición de los niños a aprender diferentes idiomas durante los primeros años de su vida. Debemos tener una estrategia clara y concisa, para así poder conseguir nuestro objetivo de una forma que le resulte divertida para el niño.

El primer paso que debemos tomar es que queremos que se crie bilingüe. Va a ser difícil y duro. Además de que los resultados tardan mucho tiempo en aparecer. Esta estrategia la podemos empezar a definir desde que estemos embarazadas, siendo conscientes de nuestras posibilidades y las que nos ofrece nuestro entorno.

4 ideas para enseñar inglés a los bebés y a los niños

Consejos para enseñar inglés a los niños desde bebés

El aprendizaje de dos idiomas al mismo tiempo, es una labor que debemos llevar a cabo entre los miembros que estén involucrados en la educación de nuestro niño.

1. Para empezar, debemos ver con que contamos. La mejor forma de que un niño desarrolle el bilingüismo es que una de las personas más cercanas al niño que tenga buen nivel en inglés y que pase una considerable parte del tiempo con el pequeño. Se comprometa a hablar con el todo el tiempo que pase con él hablando única y exclusivamente en inglés. Esto es complicado, ya que para que sea efectivo debe pasar un mínimo del 40% del tiempo que el niño está despierto. Lo que limita a la mayoría de las familias.

2. Actualmente un gran número de padres, optan por utilizar vídeos y música en inglés para que el niño vaya aprendiendo. El apoyo con este tipo de técnicas siempre es útil, pero no puede ser nuestro pilar en la educación bilingüe. Los niños tan pequeños, no prestan casi tanta atención a estos medios, perdiendo el interés en ellos enseguida. Además el aprendizaje del lenguaje de un niño antes de los 3 años, se basa prácticamente en la relación que hacen entre los gestos de las personas que les hablan.

Estos complementos son ideales para que el niño complemente la educación, pero recordemos que siempre que les pongamos un vídeo, para reforzarlo y ayudarle a que no pierda el interés y que siga divirtiéndose concentrado, debemos estar al lado interpretando nosotros mismos escenificando lo que está ocurriendo o diciendo en el vídeo. Esto favorece que el niño pueda relacionar las palabras en inglés más fácilmente. Además el niño conseguirá mantenerse concentrado y aprendiendo durante un periodo de tiempo más largo.

3. Contratar una chica que solo le hable en inglés. Es una opción que se está utilizando en los últimos años. Se trata de coger una cuidadora (babysitter) que pase una gran parte del tiempo con el niño y que solamente le hable en inglés al bebé. El inconveniente, es que el precio puede ser muy alto, ya que para que funcione bien, al menos debe pasar 6 horas con el niño, intentando que no esté más de 2 semanas seguidas sin tener su rato de inglés.

4. Centros bilingües. La otra opción que tenemos son los centros de educación o guarderías bilingües. No en todas las ciudades podemos encontrar una guardería de calidad que de verdad desarrolle dos idiomas al mismo tiempo. Lo más importante es conocer el método que utilizan a la hora de introducir el inglés en las diferentes edades. No son las mismas necesidades de un bebé de 5 meses que la de un niño de año y medio u otro de 2 años. 

En cada edad el niño debe trabajar una serie de áreas, como el acercamiento a la nueva lengua, las palabras básicas, la inmersión total, el apoyo con el español, cuando el niño ya empieza a entender mejor el idioma materno.

Ideas de juegos para que los niños aprendan las letras del alfabeto

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud