La educación bilingüe para los niños

Las ventajas de la educación bilingüe y equilingüe para los niños

  • compartidos

Enseñar un segundo idioma a los niños es el objetivo de muchos padres para dar una educación bilingüe de sus hijos. Pensar y hablar en dos idiomas es más fácil si se aprenden ambas lenguas desde la infancia. Para conseguirlo es fundamental que los niños eliminen el punto de traducción y puedan pensar directamente en el idioma en el que están hablando. Elvira López, directora de Comunicación del Colegio Brains, nos aclara las dudas más frecuentes que tienen los padres sobre la educación bilingüe de los niños y sus ventajas.

Métodos para conseguir el bilingüismo en los niños

¿Qué es el bilingüismo?, ¿cuáles son sus ventajas en la educación de los niños?
La Real Academia Española define el concepto de Bilingüismo como: “uso habitual de dos lenguas en una misma región o por una misma persona”. Este concepto resulta relativamente abstracto y no ayuda a los padres a diferenciar una educación bilingüe de la que no lo es. El Equilingüismo es la capacidad de utilizar con plena competencia y ninguna interferencia y en cualquier situación, dos lenguas distintas. Este nivel representa el Bilingüismo Perfecto (Halliday, Macintosh & Stevens).

Elvira López

¿Cuáles son las características de un alumno equilingüe?
El colegio Brains ha desarrollado un sistema de competencia equilingüe inglés-español donde los alumnos están inmersos en un bilingüismo absoluto. Viven los dos idiomas como uno solo, es decir, adquieren un solo sistema lingüístico con dos canales de salida: el inglés y el español. Así nos encontramos que un alumno equilingüe:

- Piensa en inglés o español indistintamente. 
- Se expresa en la lengua en que piensa. 
- No traduce. 
- Domina las locuciones propias y las frases hechas de cada lengua. 
- Asimila la cosmovisión cultural de cada una de las dos lenguas y hacen un uso selectivo según sus necesidades y decisiones. 

¿A partir de qué edad es conveniente enseñar un segundo idioma a los niños? 
Para conseguir que un alumno llegue a un nivel equilingüe, es decir, un bilingüismo perfecto, es muy importante aprovechar la etapa de aprendizaje del idioma materno, es decir hasta los 5 años de edad. Un niño pequeño aprende de forma natural, no traduce, y puede interiorizar sin esfuerzo y con la mayor naturalidad palabras y fonemas sin mayor esfuerzo. Es de vital importancia que en estas edades esté expuesto a una pronunciación de un profesor nativo, puesto que aprenderá a hablar una lengua por imitación.

¿Cuál debe ser la estrategia de los padres que hablan distintos idiomas para no confundir al niño?
En estos casos, el niño identifica la lengua del interlocutor y responderá consistentemente en el idioma de su padre o madre con toda naturalidad. La clave es la naturalidad. Si en algún momento el niño mezcla idiomas, los padres no deben regañarle sino que el niño debe percibir que hay formas diferentes de decir lo mismo. Por ejemplo, si en el supermercado tu hijo te dice “Mami, yo quiero milk”, una respuesta perfecta sería: “Ahora compramos leche, no te preocupes”. De esta manera, el niño comprobará que se le ha entendido y la madre habrá enseñado a su hijo a utilizar la palabra leche en cualquiera de los dos idiomas como algo normal.

A la hora de introducir un segundo idioma en la educación de los niños, ¿qué es lo que NO se debe hacer? 
Lo más importante en el momento de introducir un segundo idioma en la educación de los niños es vigilar y evitar que se establezcan punto de traducción. Además, es conveniente que el niño se vea expuesto de forma sistemática y de la manera más prolongada posible al nuevo idioma. Para seguir estos pasos, el Colegio Brains expone a los alumnos más pequeños al inglés durante el 100 por cien de su jornada escolar y siempre están atendidos por dos profesoras tituladas: una profesora nativa y una profesora bilingüe.  

Niños bilingües

Si el niño convive con padres que hablan distintos idiomas, ¿qué consejos les darías para elegir un colegio para su hijo?
Si los niños viven en un entorno bilingüe, independientemente del idioma que se hable en casa, la mejor opción sería elegir un colegio bilingüe ya que ha desarrollado una gran facilidad para incorporar y aprender cualquier otro idioma o bien para reforzar los idiomas maternos. Es una gran ventaja que los padres deben aprovechar, puesto que será un valor añadido para el niño. 

¿Qué se puede hacer para que el bilingüismo no retrase el desarrollo del habla de un niño pequeño?
La forma más adecuada de evitar que el desarrollo del habla del niño se retrase es que exista una diferenciación de las personas que le hablan en cada idioma. Como hemos comentado, el niño identifica el idioma con el interlocutor por lo que le resulta muy fácil cambiar de registro idiomático según el interlocutor, ya sea su profesor o sus padres. Es importante que haya una diferenciación de las personas y de los idiomas: si habla con la madre en español que se mantenga siempre en ese idioma, y si con el padre habla en inglés que la comunicación entre ellos se mantenga en este idioma. 

¿Cómo se realiza la enseñanza y qué se puede esperar de un colegio bilingüe?
La organización de la enseñanza en un colegio bilingüe como el Colegio Brains se programa aprovechando las capacidades propias de los niños en cada edad y sus habilidades en comunicación. Hasta los 6 años los niños siguen un modelo británico con una exposición al inglés en el 100 por cien de la jornada. De esta forma, se aprovecha la capacidad natural de aprendizaje de la lengua materna para adquirir un segundo idioma. Con el paso a primaria, es importante dividir las materias en inglés y en español haciendo mucho hincapié en que el aprendizaje de un segundo idioma no sea en detrimento de la calidad del aprendizaje ni de la cantidad de contenidos globales a adquirir. Un padre debe esperar que su hijo sea bilingüe cuando se gradúe y pueda seguir sus estudios en España o fuera de ella. Un colegio bilingüe debe garantizar la posibilidad de que sus alumnos tengan una proyección internacional. 

En casa, ¿cómo pueden estimular los padres el aprendizaje de un segundo idioma en los niños?
Es importante diferenciar entre los padres que dominan esa segunda lengua y la que no. Si el padre no es perfecto conocedor de la lengua o la pronunciación no es la adecuada, es mejor proporcionar a su hijo programas audiovisuales que permitan al niño adentrarse y navegar en ese idioma. El padre podrá dar a su hijo un apoyo emocional y un seguimiento del aprendizaje, pero resultará contraproducente que tome el protagonismo si no es bilingüe. Si el padre domina el idioma, es tan fácil como hablarle siempre en ese idioma y desarrollar actividades lúdicas que le permitan aprender jugando. 

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

Ideas de plastilina para hacer con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud