Ventajas y desventajas de los internados para niños

Cómo son los colegios en donde los niños estudian y duermen

  • compartidos

Una de las preocupaciones fundamentales de cualquier familia es la educación de los niños. Elegimos cuidadosamente el colegio de los niños para asegurarnos que reciben la mejor formación y en el mejor ambiente. La opción de un internado es una más de entre las muchas que hay para que nuestros niños estudien. Analizamos las ventajas y desventajas de los internados para niños.

Ventajas de los internados para niños

NIña en internado

Los internados son colegios privados donde los niños estudian y viven. En algunos casos el niño solo está internado entre semana y puede ir los fines de semana a pasarlos con la familia, pero la mayoría de las veces el niño se queda en el colegio durante todo el periodo lectivo.

- Excelente formación: La principal ventaja de los internados es la calidad en la formación. Supuestamente, los internados ofrecen una mejor preparación académica facilitándoles así su futuro profesional.

- Convivencia con otros niños: Pero enviar al niño a estudiar a un internado ofrece muchas otras ventajas como la convivencia con niños de su edad, la autonomía que desarrolla al no ser dependiente de los padres y la disciplina de estudio que requieren este tipo de colegios.

- Valoran más el esfuerzo: Además, la cantidad de actividades extraescolares y estar en todo momento en contacto con el personal docente, hace que el niño se acostumbre a valorar el esfuerzo y a desarrollar sus capacidades físicas e intelectuales al máximo.

Desventajas de los internados para niños

- Precio: Lógicamente, no todo son ventajas en los internados. Su elevado precio hace que para la gran mayoría de las familia ni siquiera sean un opción a la hora de buscar colegio, pero no es el dinero la principal desventaja.

- Están lejos de sla familia: El niño que se educa en un internado tiene casi garantizada una excelente formación académica, pero no hay que olvidar que vive la mayor parte del año fuera del ámbito familiar. Eso puede provocar un fuerte desarraigo y problemas emocionales pensando que no es un niño querido.

- No sirven como castigo: Tampoco se observan ventajas al utilizar los internados como método de castigo para niños conflictivos. Se ha comprobado que un niño con problemas de comportamiento no mejora al ingresar en un colegio interno, sino todo lo contrario. No debemos olvidar que los niños necesitan una buena educación, la mejor que podamos darles, pero nuestra función como padres es también darles todo el cariño. El debate se traslada a la necesidad de estar en contacto diario con el niño viviendo día a día con él o enviarle a un internado con la esperanza de que tenga un futuro mejor.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear del colegio

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud