La adaptación de los bebés a la escuela infantil bilingüe

Cómo ayudar al niño que comienza la guardería en inglés

  • compartidos

Llego septiembre, es el momento de la vuelta a la rutina. Nosotros volvemos al trabajo y los niños deben volver al colegio y a la guardería. Hoy vamos a conocer una serie de pautas que nos van a ayudar a que la adaptación del niño sea lo más fácil posible y menos traumática para el niño. Son muchas las dudas que les surgen a los padres, cuando el niño va a comenzar en una guardería en la que el idioma prioritario es el inglés. ¿Qué pasa si no entiende a las profesoras? ¿Se sentirá desplazado? ¿Lo pasará peor que si fuera una guardería normal? ¿Es más duro?

Adaptación del niño a la guardería en otro idioma

Adaptación al colegio en inglés

Para empezar, debemos de diferenciar entre las edades del niño. No es lo mismo que el niño comience con 4 meses que con dos años. Así es que iremos tratando el periodo de adaptación según el tramo de edad.

- Hasta los 7 meses de edad. Cómo en cualquier guardería. Es el periodo en el que el bebé, necesita menos tiempo para adaptarse. Por lo general, los niños aun no tienen las misma sensación de apego hacía los padres. Aunque necesitan más cariño y más atención. Por ello en las clases de cunas de las guarderías, solo están permitidos 8 bebés como máximo. En cuanto al inglés. Le ocurre lo mismo, el bebé aún no sabe ni español. Con lo que es el mejor momento ideal para comenzar con el inglés. El bebé, en un par de semanas, se habrá, acostumbrado al acento del inglés sin ningún problema. De hecho, a esta edad, no necesitará ningún apoyo en español.

- Periodo de adaptación a la guardería de 7 a 14 meses. Suele ser el más duro. Aunque como siempre depende mucho del carácter del niño y la sensación de apego que tenga hacia los padres. Cuando empiezan en la guardería, las educadoras, deberán prestar mucha atención y sobre todo observar en todo momento, para poder conocer la forma de ser del niño y descubrir a si sus necesidades. Hasta que el niño comienza a hablar, la introducción del inglés, se hace de una forma muy natural. Y su cerebro se preparará para escuchar y entender el inglés siempre que esté en la guardería. Si al niño le cuesta el periodo de adaptación, podemos apoyarnos un poco en el español, cuando esté más nervioso. Siempre con palabras de apoyo.

- Entre los 15 y los 30 meses de edad. A esta edad, los niños ya comienzan a razonar y a entendernos. Son conscientes de donde van y una de las armas del niño es el chantaje. Ya sabe el efecto que tiene en los padres que llore y que se angustie. Lo que puede hacer la entrada en la guardería más dura. A esta edad, es muy conveniente que le expliquemos al niño desde antes de empezar donde va a ir y que va a hacer. Aun así, los primeros días suelen ser duros en el momento de dejarlo en la guardería.

El mejor consejo, es hacerlo rápido, despedirnos del niño desde el camino, y explicarle que en cuanto llegue él tiene que quedarse y papá se tiene que ir al trabajo. Si alargamos la despedida, lo que hacemos es que al niño le cueste más aumentando su esperanza de que papá al final decida llevárselo a casa. Con lo que irá aumentando el grito y el llanto cuanto más tiempo permanezcamos con él.

Para el inglés, es conveniente que la educadora controle también el español. Ya que el niño puede tener alguna necesidad y debemos entenderle. Además, hasta que pase un mes, el niño estará adaptándose y acostumbrándose a su nuevo hábitat y a sus compañeros. Una vez que el niño está agusto y disfruta en la guardería. Debemos empezar con el inglés de una forma natural y constante. Aunque no nos olvidemos que los niños ya comienzan a entender cada vez mejor las explicaciones. Con lo que una explicación en español e inglés, antes de comenzar un tema, puede adelantar mucho el desarrollo del inglés.

Recortables para imprimir y jugar con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud