Errores y aciertos con los deberes escolares de los niños

Lo que debemos y no debemos hacer con las tareas del colegio

  • compartidos

En muchas casas, los padres se enfrentan todos los días al mismo problema: el niño no quiere hacer los deberes, viene a casa con demasiadas tareas, tarda mucho en terminar sus deberes o los padres no saben bien cómo ayudar a sus hijos. 

En Guiainfantil.com te vamos a contar lo que debemos hacer los padres y lo que nunca debemos hacer en relación con los deberes de la escuela.

Lo que debemos hacer para ayudar a los hijos con los deberes

Errores y aciertos con los deberes escolares

Debemos crear un hábito de estudio, enseñar al niño a aprender, para que poco a poco pueda enfrentarse sólo a sus deberes sin necesitar tanta supervisión. ¿Cómo lo logramos?  

1. Debemos mostrar una actitud positiva frente a los deberes, independientemente de nuestra opinión personal.

2. Hay que crear una atmósfera adecuada: sin ruidos, ni distracciones, en un ambiente cómodo y con buena luz. Además, el niño ha de disponer de todos los materiales necesarios en su escritorio.

3. Crear un horario de trabajo: no es conveniente dejar los deberes para última hora del día cuando los niños están cansados. Hay que crear una pauta diaria y hacer los deberes a la misma hora por ejemplo: merendar, hacer los deberes y jugar.

4. Cuando el niño pida ayuda no debemos hacer los deberes, sino orientarle e inducirle para que él mismo obtenga la respuesta. La solución ha de darla él.

5. Cuando notes que el niño está cansado o bloqueado, deja que pare diez minutos para que descanse y retome después con más concentración.

6. Alaba y resalta los progresos que haga o felicítale cuando haya hecho bien un ejercicio. 

7. Muestra interés por sus deberes, pregunta todos los días qué trabajos ha de realizar y ayúdale a revisarlo.

Lo que no debemos hacer con los deberes escolares de los hijos

Todo lo mencionado anteriormente es fundamental para que los niños aprendan a dominar hábitos de estudio de forma gradual, pero es también básico no caer en errores como estos: 

1. Hacer los deberes de los niños. Aunque parezca muy obvia la respuesta no hemos de dársela.  Sólo conseguiremos que se acostumbren a ello.

2. Presionar al niño y ponernos nerviosos: gritar a los niños, regañarles o incluso castigarles no conseguirá más que bloquear al niño y conseguir que rechace la hora de hacer los deberes.

3. Enseñarles más de lo que han aprendido en el colegio: si el niño todavía no ha aprendido ciertas materias no debemos introducirles en casa. Corremos el riesgo de confundirle si aprenden de otra forma en el colegio o de frustrarle si no está preparado todavía para ese conocimiento.

4. Protestar delante de ellos por el nivel de la carga de deberes o la calidad de los mismos. Si no estamos de acuerdo debemos protestar en el centro, pero nunca ante el niño.

5. No ser rigurosos: es un error dejar que hagan los deberes en cualquier sitio, a cualquier hora, junto a la tablet o la televisión.

6. No ser un apoyo: en ocasiones no se toman demasiado en serio lo deberes y no prestamos atención ni estamos disponibles cuando lo necesitan.

Vídeo sobre cómo ayudar a nuestros hijos con los deberes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud