Cuándo y por qué deberíamos sacar al bebé de la guardería

¿Saco a mi hijo de la escuela infantil?

  • compartidos

 Cuando los niños van a la escuela infantil los primeros días nos encontramos con casos en los que los pequeños están encantados de pasar el día jugando en el aula. Pero también podemos encontrarnos con la otra cara de la moneda: el niño siente ansiedad y le cuesta adaptarse al nuevo entorno.

Nuestro hijo puede mostrar varias conductas que nos indican que algo va mal. Podremos observar reacciones como llorar sin poder consolarlo cuando los padres vuelven a por el niño, experimentar retrocesos en su desarrollo como por ejemplo un paso atrás en el control de esfínteres, cambios de carácter, de repente se vuelve muy dependiente de su figura de apego o problemas de sueño. 

¿Debo sacar a mi hijo de la guardería?

Cuándo sacar al bebé de la escuela infantilCuándo sacar al bebé de la escuela infantil

Espera, no lo cambies de centro todavía. Cuando el niño tiene este tipo de conductas es conveniente que los padres analicen la situación plantearse si la escuela infantil que han elegido es la adecuada para su hijo.

El primer paso que se debe dar es que los padres hablen con los educadores y director del centro para buscar una solución entre todos. Para ello, lo más importante es que los padres estén confiados y mantengan una actitud positiva ya que es lo que transmitirán al niño. Por tanto es necesario no tener una actitud negativa hacia la guardería.

Algunas ideas para buscar soluciones son:

- Pedirle al educador que durante un tiempo le preste una atención extra, para que el niño tenga una mayor sensación de seguridad. Otra manera es que le asignen a un educador en concreto.

- Puedes pedir al centro que te dejen observar al niño sin que él te vea. Así se puede comprobar de primera mano lo que puede estar pasando y así poder tomar una decisión más clara.

- Se puede probar a reducir las horas que el niño pasa en el centro. Durante una temporada llevarle solo unas horas para poder ir adaptándose de una manera más tranquila.

Si esto no funciona y los problemas perduran y se hacen más serios, tendremos más razones para no seguir en el centro.

Cuándo sacar al bebé de la escuela infantil

Los responsables de ofrecer a los hijos un lugar donde estén felices son los padres. Por tanto, si no hay solución después de probarlo todo se buscará otra alternativa planteándose, por ejemplo, el cambio de centro.

Aunque también se debe tener en cuenta que no todos los niños maduran al mismo tiempo, y si el niño va a la guardería cuando aún no está preparado para adaptarse al grupo es probable no se sienta feliz y la confianza en sí mismo decaiga. En estos casos es mejor sacarle y esperar a que pasen unos meses para volverle a meter cuando ya esté preparado para disfrutar de la guardería.

Nombres de bebés famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud