Asamblea escolar: por qué es importante para los niños

La asamblea de la escuela es crucial para el desarrollo del niño

  • compartidos

¿Por qué cada mañana nuestros hijos comienzan la jornada escolar con una asamblea?, ¿qué es?, ¿para qué sirve?, son preguntas que muchos padres nos hemos hecho.

Los maestros inciden mucho en esta metodología en los primeros años de la educación infantil, e incluso llegan a estirarla hasta primaria, y tienen sobrados motivos. Desde hace 15 años la educación, aunque no ha evolucionado todo lo que debería, sí ha experimentado varios cambios en sus metodologías con los más pequeños.

Beneficios de asambleas escolares para los niños

Asamblea escolar: ¿para qué sirve?

Conversar dentro del aula con los niños no resulta fácil, ya que se atropellan por hablar y no respetan los turnos, por eso es tan importante la comunicación entre los alumnos y el profesor. Se intenta que el colegio sea algo divertido y menos rígido que hace una década, inculcando valores a través de un convenio colectivo, de igual a igual, en el que los alumnos aportan tanto o más que el profesor a la clase.

Suele hacerse a primera o última hora del día, o en momentos especiales, y comienza con todos los niños sentados en círculo en una alfombra o lugar apartado de la estructura normal de la clase, donde el maestro suele solo ser un moderador-orientador, y donde el protagonista indiscutible es el niño.

En Guiainfantil.com te contamos las razones por las que las asambleas escolares constituyen el motor del aula y uno de los núcleos principales de la metodología activa.

1- En el ámbito lingüístico: Se potencia el desarrollo de la lengua, la forma de expresar sus necesidades y sentimientos. Se aprende a respetar el turno de palabra, se adquiere vocabulario y se produce una mayor interactividad entre el niño y sus compañeros, además de con el maestro.

Se intenta romper la timidez por hablar ante los demás, por expresarse y comunicarse con los que no son cómo él, y por lo tanto a reforzar su autoestima, ya que se le da la posibilidad de narrar las vivencias del día anterior o de las vacaciones y que los demás puedan intervenir en su conversación.

2- En el ámbito social: Nos ayuda a trabajar las normas de la clase y sus porqués, se fomenta la empatía entre los niños, les ayuda a relacionarse entre ellos y se intenta aumentar el compañerismo, la amistad, la solidaridad y el respeto a los compañeros. También se trabaja el trabajo en  grupo.

Además ayuda al profesor a conocer los conocimientos previos de los alumnos y desarrollar la estructura temporal de la clase, ya que se anticipa lo que se va a hacer a lo largo del día.

3- En el ámbito del aprendizaje: Se desarrolla el pensamiento del niño, se le da libertad para imaginar o crear a través de los cuentos, canciones y de las unidades didácticas que se estén trabajando. Se adquieren los conceptos básicos como son los números, los colores, las letras… ya que cada día hay un responsable que contará a los alumnos que falten o el día de la semana que es, se encargará de regar las plantas o de hacer cumplir las normas.

Patricia Fernández. Redactora de Guiainfantil.com

Ideas de juegos para que los niños aprendan las letras del alfabeto

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud