Síndrome negativista desafiante de los niños

Cuando los niños se muestran negativos, desobedientes y coléricos

  • compartidos

Es normal que a lo largo del desarrollo evolutivo se puedan encontrar conductas desafiantes en niños. A menudo suele comenzar en edad preescolar y continua en la adolescencia si no es tratado. No tiene por qué ser un problema si los padres lo afrontan con calma y ponen límites que respetar.

El tipo de comportamientos desafiantes que aparecen a lo largo de la evolución de los pequeños puede tomar diferentes formas, desde la pasividad extrema en la que el niño se mantiene inactivo sistemáticamente a la hora de obedecer, a otro tipo de respuestas como poder ser verbalizaciones negativas, accesos de cólera, discusiones con adultos, insultos, irritabilidad, o una resistencia agresiva.

Qué causa el síndrome negativista desafiante en la infancia

Sindrome negativista en niños

Si este tipo de conductas aparecen de manera esporádica no suponen inconveniente, pero cuando se convierten en la manera habitual de relacionarse es cuando empiezan los problemas en el niño y su entorno. Se produce un deterioro significativo en la vida social, académica y familiar del pequeño.

El síndrome negativista desafiantes es multicausal. Hay varios factores implicados en las causas de este síndrome que favorecen su desarrollo.

- Factores biológicos relacionados con la neurología. Puede haber un déficit en los neurotransmisores que modulan las emociones y las conductas.

- Factores de aprendizaje. El niño aprende que con sus conducta desafiante puede recibir la atención de sus figuras de autoridad cuando quiera.

- Factores del desarrollo. Si el apego no se establece en las primeras etapas del desarrollo puede ser un elemento que desestabilice el temperamento del niño y su manera de relacionarse. Afecta también al desarrollo de su autonomía.

- La inmadurez y falta de experiencia con respecto a la educación de los niños usando modelos autoritarios y violentos o muy permisivos son también componentes implicados en este trastorno.

- Otro elemento que no hay que obviar es el de la separación o divorcio entre los padres.

Qué hacer ante el síndrome negativista desafiante en niños

Debido a la sociedad en la que vivimos donde es más proclive que se den los factores necesarios para el desarrollo de este síndrome es cada vez más frecuente ver conductas desafiantes en los niños pequeños. La crisis y el cambio en la estructura en las familias contribuyen a que este síndrome este más presente a día de hoy.

Según varios estudios este trastorno afecta a entre un 3 y un 8% de la población infantil. Si no se le da un tratamiento adecuado, el síndrome puede evolucionar a comportamientos antisociales y trastornos más graves Por eso, es importante que:

- Los padres establezcan normas y límites apropiados ligados a unas consecuencias razonables.

- Los padres den destrezas y enseñen las habilidades sociales adecuadas para poder manejarse ante los problemas y los conflictos.

- Utilización de una comunicación asertiva. Dejando de lado la agresividad y la pasividad comunicativa

- Mantener el control. No perder la calma.

- Reforzar las conductas positivas del niño.

Cuando se hace necesaria la intervención de profesionales podemos encontrar tratamientos efectivos como:

- La psicoterapia dirigida a la modificación de conducta para padres. 

- Psicoterapia dirigida al desarrollo del autocontrol y manejo de la ira en el menor.

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud