Niños solitarios que no tienen amigos

Niños con problemas para hacer amigos

  • compartidos

Tener amigos es una parte fundamental en el desarrollo de todo niño, tanto en la infancia como en la adolescencia. Sin embargo, muchos niños tienen dificultades para establecer relaciones con niños de su edad. Lo más importante para poder ayudarle será conocer el motivo por el que no tiene amigos.

Para empezar, debes plantearte cuando comenzó el problema. Por ejemplo, si siempre fue muy extrovertido y poco a poco ha ido aislándose es posible que haya sucedido algo con algún otro niño o esté deprimido o nervioso por alguna otra causa. Por ejemplo, muerte de un familiar, separación…  

Qué hacer si tu hijo no logra hacer amigos

Niños con problemas para hacer amigos

Quizás el niño nunca ha tenido amigos y en ese caso, lo primero es descartar un trastorno de desarrollo o dificultades de aprendizaje, ya que puede ser un síntoma a valorar. En ese caso, necesitan estrategias para poder enfrentar ese problema y necesita la ayuda de un especialista. 

Si no es ninguna de las causas anteriores, quizás puedas ayudarle tu misma en casa. Para ello, debes plantearte cómo se acerca a esos niños: de forma agresiva o insistente o exigente. Lo mejor para poder solucionarlo es que lo hagas mediante: 

- Imitación: Piensa cómo lo haces tú y vete guiándole paso a paso. No sólo basta con hablarlo sino que tiene que ver cómo te relacionas y te acercas a los demás para que él pueda empezar a saber cómo hacerlo. Otra opción es que recurras a cuentos, juegos o películas para que lo vea en otros personajes. Hay muchos materiales en el mercado a los que poder recurrir sobre cómo fomentar habilidades sociales, pero lo más importante no es sólo utilizarlos sino profundizar en ellos y en sus problemas concretos. Por ejemplo. Investigar cómo ha conseguido que ese personaje sea tan popular o tenga tantos amigos.

- Fomenta su inteligencia emocional y la empatía: Si logra conocer sus sentimientos y los de los demás conseguirá tener más amigos. A veces, no se dan cuenta de que están invadiendo el espacio de la otra persona o no miden su fuerza al jugar con los demás. Por eso, es importante que analicéis situaciones que ha ido teniendo y las barreras con las que se ha encontrado.

- Propón situaciones: Fomentar un ambiente adecuado es básico. Necesita sentirse seguro para empezar a practicar todo lo que aprenda. Por eso, el parque es una gran opción para acercarse a los demás y empezar a entablar una conversación. Así tú podrás verlo y él sabrá que si le rechazan estarás al lado para acompañarle. Asimismo, conseguirás detectar mejor sus fallos. Quizás no sepa de qué hablar o cómo conectar con los demás chicos.

- Motívale para apuntarse a actividades cooperativas: De esa forma tendrá la oportunidad de conocer a más personas. Nunca fuerces a que lo haga, él tiene que querer ir. Al principio, lo ideal sería que fueran grupos reducidos o incluso que tuvieran que trabajar por parejas. De esa forma irá adquiriendo más seguridad en sí mismo. Por ejemplo, si quieres que vaya a un campamento, mejor que conozca antes a algún niño para darle confianza. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud