La rebeldía en los niños

Causas y soluciones para educar a niños rebeldes

  • compartidos

A lo largo de su desarrollo los niños van sufriendo numerosos cambios debido a la búsqueda de su identidad. Los periodos de rebeldía más importantes en los niños se dan entre los 2 y los 6 años y la adolescencia ya que estas son etapas en las que aparece la voluntad propia del niño de querer hacer lo que él cree que es lo correcto

Son periodos, determinadas épocas, en las que los niños pasan por dificultades y en la que los padres deben acompañarles al ritmo de sus cambios. Por tanto, la rebeldía está asociada a esta dificultad por parte de los padres con seguir el cambio de sus hijos.

Causas de la rebeldía en los niños

La rebeldía en la infancia

- La búsqueda de autonomía. El niño comienza a cuestionar las cosas. Es algo positivo porque el fin de la educación de los hijos es que lleguen a ser autónomos, pero puede ser duro de llevar por parte de los padres porque esta búsqueda significa una readaptación a los comportamientos de su hijo. Además, el niño empieza a poder a hacer cosas que antes no podía y los padres no son capaces de hacer una nueva evaluación de lo que el niño es ahora capaz.

- Padres autoritarios. Un niño que se acostumbra a obedecer en base al castigo dejará de hacer determinadas tareas pero no entenderá la razón de por qué no actuar así. Por ejemplo, si el niño de 1 año solo quiere comer cuando él coge la cuchara o lo coge con la mano, pero la madre o el padre no le dejan y se enfadan, él no lo entenderá y su repuesta serán gritos, no querer comer, etc. Ya que su “opinión” no será tomada en cuenta. A largo plazo el resultado será desobediencia acompañada de resentimiento, inseguridad y baja autoestima.

- Ser condescendiente. En ocasiones, debido a temores, los padres prefieren ser “amigos” de sus hijos y consentirlos antes que educarlos. Esta actitud reafirma las pautas de conducta rebelde en los hijos e incluso hace que crezca su actitud agresiva. También es posible que esta actitud tan indulgente de los padres haga que esta desobediencia de los hijos aparezca por la falta de límites y la búsqueda de normas por parte de los más pequeños

Qué podemos hacer ante niños rebeldes

Lo fundamental es poder llegar a un equilibrio, es decir, dejar al niño tomar sus propias

decisiones y que encuentre su autonomía, pero evitando la generalización de malas conductas Algunas pautas para manejar la rebeldía:

- Evita el castigo y reforzar las conductas positivas: busca soluciones alejadas del castigo y utiliza reforzadores cuando haga algo bien. Por ejemplo, frases, besos, caricias, etc.

- Establece unas reglas claras y no dejar que se incumplan

- Da alternativas: que el niño pueda decidir y reafirmarse. Por ejemplo, que se vista con la ropa que quiera, que escoja el cuento que quiere que le leas, etc.

- Demuestra que le quieres: dile que esa conducta que ha tenido te ha molestado pero que no le dejas de querer

- Escuchar: y no imponer, así le damos el mensaje de que su opinión cuenta.

- Cuenta hasta diez: no entres en luchas directas con él. Respira, calmaos los 2 y después explica al niño por que no puede hacer ciertas cosas.

- Paciencia y comprensión: ten en cuenta que es una etapa normal en su desarrollo y se paciente y comprensivo.

7 experimentos con agua para hacer con niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud