Hábitos que harán de tus hijos adultos felices

Consejos para que tus hijos sean de mayores más felices

  • compartidos

Encontrar la felicidad se ha convertido para muchos en su gran objetivo. Enseñar a los hijos a ser felices el día de mañana, en la gran tarea de los padres. 

La revista Forbes, conocida a nivel mundial por sus estudios, recoge un total de 8 hábitos que pueden ayudarnos a ser más felices. Al menos son inspiradores modelos de vida en los que coinciden las personas más positivas y contentas consigo mismas. Enseña desde pequeño a tus hijos a practicar estas conductas para que se se sientan mejor el día de mañana.

8 ejemplos que debes enseñar a tus hijos para que sean más felices

NIño sonríe

1. Valorar a la familia y la gente que nos rodea. Enseña a tu hijo desde pequeño que la familia y los amigos o las personas más cercanas a él son prioridad frente a otros aspectos de la vida como el trabajo. 

2. Establece prioridades en tu vida. Trata de satisfaccer las necesidades básicas: comer, dormir bien, descansar y tener cariño y afecto de las personas más importantes en tu vida. No llenes tu vida de cosas materiales. ¿Por qué desear más de lo que necesitamos? Recuerda que tu ejemplo es muy importante para que tu hijo lo entienda. 

3. Ayudar a los demás. La generosidad y la solidaridad son motores que sin saberlo generan felicidad en uno mismo. Un valor fundamental que debes enseñar a tus hijos.

4. Saber decir No a tiempo. Ayuda a tu hijo a ser valiente y sincero con sus ideas, a decir lo que piensa y lo que siente y a decir No cuando quiera hacerlo. Y sobre todo, a poner límites en su vida, a saber decir No a una oportunidad o a una persona si cree que es lo correcto.

5. Carpe Diem. Vive el presente y deja de pensar tanto en el futuro. Dedica más tiempo a las cosas importantes y deja de agobiarte con lo que está por venir. 

6. Los sueños mueven montañas. Incentiva a tu hijo para que sueñe, para que tenga un objetivo. ¿Quiere ser piloto, policía, astronauta? ¡Adelante!

7. Pon esfuerzo y perseverancia en todo lo que hagas. Llevar a cabo lo que te propones exige un trabajo, a menudo agotador. Exige esfuerzo y mucha paciencia. No pierdas nunca la ilusión por lograrlo.

8. Ser paciente. Las mejores cosas suelen tardar en llegar. Sólo se consiguen con paciencia. Los más sabios, saben esperar. Es un valor complicado para los niños, pero poco a poco, lo irán consiguiendo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud