Cómo manejar los gritos de los niños

Cómo cambiar el comportamiento infantil negativo

  • compartidos

¿Cuándo fue la última vez que escuchaste gritar a un niño? ¿Sabes cuál fue el motivo de que lo hiciera? Hay niños que gritan y que gritan mucho. En la escuela, en casa o en la calle se pueden ver a niños que alzan la voz para llamar la atención de los adultos, para mostrar su rabia, frustración, inconformismo o simplemente porque están acostumbrados a hablar de esta manera.  

Muchos niños gritan por dos razones: porque no saben expresar de otra forma lo que sienten y por imitación del adulto. Ambas razones se pueden cambiar y mejorar para que los niños puedan hablar de forma más calmada.

Por qué gritan los niños

Niño grita con altavoz

Realmente ver a un niño gritar genera un sentimiento desagradable porque como adultos sentimos que algo no marcha bien, porque de algún sitio lo aprendió. Conseguir que un niño deje de hablar a gritos no es que sea algo que se consiga de la noche a la mañana pero se puede conseguir con paciencia y constancia. ¿Quieres saber cómo manejar los gritos de los niños y poder vivir así en un ambiente más tranquilo y relajado?

Los niños gritan porque no saben cómo manejar mejor sus emociones negativas por lo que para transmitir este malestar utilizan los gritos, las pataletas y el llanto final. Si ven que lo consiguen y los padres reaccionan ante sus gritos para que él pare de gritar aprende que sus gritos funcionan para conseguir lo que quiere por lo que volverá a gritar siempre que vea necesario conseguir algo. Cuando esto ocurre los niños aprenden que gritar es más eficaz que hablar y además verá unos padres nerviosos que también gritan para que él pare de gritar, algo como que la rueda no para de girar.

Pero existe otra causa bastante generalizada de por qué los niños gritan: lo aprenden de sus padres y lo imitan porque piensan que es la forma normal de comunicarse. Un grave error.

Qué hacer cuando el niño grita

Primero y antes de nada debes saber que el grito no educa, sólo paraliza y no soluciona absolutamente nada, es más, agrava la situación. Además si le gritas a tu hijo le estarás dando un mal ejemplo de cómo deben hablarse las personas porque los gritos y las malas palabras es igual de dañino que cualquier otro maltrato. 

El primer paso para solucionarlo es detener los gritos en casa, controlar la ira y hablar con tonos calmados por muy nervioso que se esté, es la única manera para que los hijos escuchen de forma correcta. Si tú gritas tu hijo también gritará a todo el mundo, por este motivo resulta tan importante educar desde la calma y la serenidad.

Si tu hijo grita en casa deberás con tono calmado ponerle un dedo en la boca y sacarle de la habitación o del contexto en el que está gritando y decirle que no escucharás nada de lo que dice hasta que no diga lo que quiere decir de forma más pausada y con calma. Deberás ser paciente puesto que intentará mediante pataletas conseguir lo que quiere. Una vez que diga las cosas de forma calmada hazle ver que así se consiguen mejores cosas que si lo hace gritando, verás cómo poco a poco empezará a gritar menos.

9 causas de los berrinches de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud