Cómo evitar la prepotencia en los niños

Qué es y cómo controlar la prepotencia en los niños

  • compartidos

Todos los padres del mundo queremos que nuestros hijos sean felices por encima de todo y para conseguirlo primero se debe tener en cuenta no sólo su educación académica sino también su educación emocional.

Enseñar a los niños a saber ser, a saber hacer y a saber sentir es fundamental para que puedan desarrollarse como adultos de éxito, asertivos, empáticos y sobre todo tolerantes

Qué es la prepotencia en los niños

Niño amenaza a otro niño

Cuando hablamos de prepotencia estamos hablando de la persona o niño que impone su poder o su autoridad sobre otros para sacar provecho o beneficio propio. Es habitual que la prepotencia vaya acompañada con la arrogancia o la soberbia ya que la persona o niño en cuestión tiene una excesiva valoración de sí mismo y se siente superior a los demás y por este motivo se impondrá a los demás por la fuerza porque siente que los demás deben someterse a su voluntad.

En el caso de los niños con prepotencia, ellos no saben que se están comportando con prepotencia aunque ésta sea la actitud, por eso es sumamente importante el papel de los padres para poder cambiar este comportamiento por otro más adecuado. 

Normalmente un niño con prepotencia es un niño que actúa con agresividad para conseguir lo que quiere sin importarle los demás ya que piensan que los demás tienen que obedecer ante sus deseos.

Cómo actuar ante un hijo con prepotencia

- Cuando el  niño presente conductas agresivas para imponer su voluntad resulta imprescindible que los padres le ayuden al niño a tomar decisiones pero aprendiendo a controlar su agresividad y su deseo de imponerse ante los demás. Esto se debe hacer desde la comprensión, el cariño y sobre todo evitando etiquetas negativas o malas contestaciones. 

- Jamás habrá que emplear la violencia (ni física ni verbal) para detener violencia porque lo único que se consigue es el efecto contrario y el niño sólo aprendería que la violencia es el comportamiento adecuado para resolver conflictos. 

- Cuando a un niño con prepotencia se le marca con límites y normas la educación es probable que al principio patalee y se oponga puesto que estará acostumbrado a comportarse como quiere, pero es fundamental la firmeza de los padres y la unión ante la educación dejando la improvisación a  un lado.

- Además, cuando el niño se comporte adecuadamente habrá que recompensarle en forma de alabanzas y cariño para que vea y entienda la importancia que tiene el buen comportamiento para los padres y para la sociedad en general porque cuando se comporta bien recibirá cosas buenas (emocionalmente hablando) por parte del entorno.

Cuáles son los Derechos del Niño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud