Cómo es el niño con sentimiento de inferioridad

Qué provoca que un niño se sienta inferior a los demás

  • compartidos

Un  niño no nace con complejo de inferioridad, los niños nacen sin información sobre el mundo y poco a poco van aprendiendo el cómo funciona. Pueden pensar que son inferiores al resto como consecuencia de una crianza poco a adecuada o por las duras condiciones externas a las que están sometidos. 

Qué causa que un niño tenga sentimiento de inferioridad

Niño tímido

Un pequeño con una buena crianza y con unos padres que se preocupan por su bienestar emocional y su desarrollo interno, no desarrollará ningún sentimiento de inferioridad. También puede desarrollar este sentimiento en la escuela porque ha sido tratado injustamente por sus profesores y compañeros de clase.

Cuando un niño por ejemplo, derrama un poco de zumo en el suelo y su madre o su padre le hace un comentario del tipo: '¿Eres estúpido?' o quizá: 'Eres un torpe que no sabe ni sostener el zumo', son comentarios que se clavan en el subconsciente del niño y empieza a creer que realmente hay algo malo en él, cuando no es cierto. 

También puede ser que si el niño se esfuerza en hacer los deberes pero no pudo terminarlos y después llega a clase y recibe un comentario del maestro del tipo: 'Eres un vago que no sirve para nada', entonces podría pensar que realmente es un vago y que no sirve para nada. Pero, ¿cómo son los niños que se sienten inferiores a otros? Es muy importante saber cómo se comporta para reconocer lo que le ocurre.

8 características de un niño que se siente inferior al resto

1. Evita estar con los amigos.

2. Prefiere estar encasa que salir y jugar.

3. Evita participar en cualquier actividad que signifique exhibirse o mostrar sus habilidades.

4. Evita acudir a fiestas o funciones porque prefiere retirarse socialmente.

5. Siempre habla de la mala suerte o de la mala suerte que tiene.

6. Culpa a la mala suerte y sólo acepta sus fracasos. Cuando tiene éxitos lo achaca a la casualidad y no a sus propias habilidades.

7. Cuando comete errores, asegura que sabía que iba a pasar desde el principio.

8. Piensa que es menos que cualquier otra persona y que las cosas buenas que le suceden no se las merece.

En ocasiones los niños pueden desarrollar sus habilidades, pero en otras, forman en su interior creencias limitantes acerca de sí mismos y creen realmente que son inferiores a los demás. Si el niño no consigue superar ese sentimiento de inferioridad mediante sus habilidades, podría desarrollar un complejo de inferioridad de forma permanente y pensar que es menos digno que otros. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud