Cómo enseñar a los niños a utilizar los cubiertos en la mesa

Cómo debe comportarse el niño a la hora de comer y sentarse en la mesa

  • compartidos

¿A quién no le ha ocurrido alguna vez esto? Sales a comer un día con tus hijos a casa de unos amigos, y de repente la comida se transforma en un momento de estrés y angustia para todos. Migas de pan que vuelan por el aire, cubiertos que caen una y otra vez al suelo, manchas imposibles de limpiar en el mantel... ¿Cómo puedo educar a mi hijo para que sepa comportarse a la hora de sentarse a la mesa?, ¿qué tipo de límites debo imponer?

Cómo enseñar al niño a comportarse en la mesa

Niño en la mesa con cubiertos

Hay normas básicas que todo niño debe conocer. Evidentemente, las irá perfeccionando con la edad. Pero existen límites infranqueables que todo padre debería imponer a sus hijos. 

- No levantarse de la mesa cuando se está comiendo: algo tan básico y tan difícil de controlar. Los niños pequeños tienden a levantarse constantemente de la mesa. Si permites que lo hagan en casa libremente, cuando vayan a una casa ajena, harán lo mismo. Explícales que mientras una persona come, no debe levantarse hasta que haya terminado. Y que para levantarse antes de que terminen los demás, debe pedir permiso. Al principio les costará, pero ya verás como poco a poco irán cumpliendo la norma. 

- Nada de jugar en la mesa: hay padres que dejan que sus hijos llenen la mesa de juguetes. Si es un bebé, es comprensible, porque puedes usar los juguetes para que la hora de la comida sea más entretenida y disfruten comiendo. Pero cuando el niño crece, el juguete se convierte en una distracción y al final se consigue el efecto contrario: la comida se eterniza.

Cómo enseñar a tu hijo a usar los cubiertos

Conseguir que el niño coma por sí sólo es una tarea larga y compleja. Pero es el momento perfecto para ir enseñándole a comer sentado, usar la servilleta, llenarse el vaso y a usar los cubiertos. Plantéaselo como un juego. Querrá aprender mientras se divierte. Para él el aprendizaje es un reto. Si se lo presentas como algo divertido, lo asimilará mucho mejor y de paso irá ganando en autonomía. 

- La cuchara: es el primer cubierto que el niño aprende a manejar. Puedes empezar desde que es bebé, en el momento en que introduces la papilla en su alimentación. Para tu hijo la cuchara al principio será un juguete, y el puré terminará salpicando por todas partes. No le regañes, porque está aprendiendo. Guíale con tu mano para que entienda cómo tiene que usar la cuchara. Al principio la agarrará con el puño. A partir de los 2 años, puedes enseñarle a cogerla entre el pulgar y el dedo índice.

- El tenedor: los niños pueden empezar a usar el tenedor antes del año. Están capacitados para ello. Al principio puedes dejarles coger la comida con la mano para que ganen autonomía. Después enséñale a usar el tenedor para hacer lo mismo que hacía con la mano. Lo más normal es que al principio el iño coja la comida con la mano y la pinche en el tenedor. Es un primer paso. Poco a poco conseguirá pinchar los trozos de alimento y llevárselos a la boca.

- El cuchillo: a veces somos los padres los que tenemos miedo a que los niños usen los cuchillos. Pero a partir de los 3 años, pueden hacerlo sin problemas. Si ya saben usar la cuchara y el tenedor, están preparados para usar el cuchillo. Primero empezamos con alimentos blandos, llevándole la mano. Primero le enseñamos que debe pinchar la comida y con la otra mano (la derecha, si es diestro), cortar con el cuchillo con un movimiento de vaivén. Es un proceso largo. Hasta los seis años los niños no consiguen utilizar con soltura el cuchillo.

Dibujos para colorear de comidas y alimentos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud