Cómo educar a niños demasiado exigentes consigo mismos

Consejos para ayudar a niños que se estresan porque se exigen mucho

  • compartidos

Los padres acostumbran a estar cada día estresados por todos los quehaceres que hay que tener acabados antes de que llegue la noche, además y por supuesto, de cumplir con las obligaciones laborales y familiares. Esto hace que los padres vean en la infancia una época libre de preocupaciones donde todo lo que importa es jugar y pasarlo bien.

Pero hay niños que pueden experimentar cierto grado de estrés porque se exigen demasiado a sí mismos, niños que el hecho de ir al colegio o relacionarse con los demás puede generarle presión porque quieren dar lo mejor de sí y mostrar a los padres y a los maestros, así como a los compañeros que realmente pueden con todo.

Consejos para educar a niños que se exigen mucho 

Niño responsable estudia con ordenador

Estos niños que se exigen demasiado realmente lo están pasando mal porque estar siempre queriendo mostrar el máximo y exigiéndose demasiado puede provocar ansiedad, es por esto que como padre se debe proteger a los hijos y enseñarles a afrontar las situaciones de forma saludable.

Aquí tienes unos consejos para ayudar a tu hijo si ves que la responsabilidad y la auto exigencia le está provocando estrés o ansiedad: 

1. Cuando un niño se exige demasiado es probable que actúe con cierta preocupación por lo que tendrás que mejorar la comunicación y saber qué es lo que le ocurre. Ayúdale a que ponga palabras a sus emociones y que sepa que estás a su lado y que te interesa sus preocupaciones, sin críticas ni juicios.

2. Además es importante que en esta comunicación aprendas a escuchar a tu hijo, déjale que te explique qué le ocurre y muestra interés, paciencia y comprensión. No le juzgues por querer hacer las cosas bien, sólo hazle ver que no es necesario estar tan estresado por exigirse demasiado.

3. Los niños que se exigen demasiado suelen tener baja tolerancia a la frustración porque no quieren equivocarse y sentir el fracaso. Esto hace realmente importante que los padres enseñen a los pequeños a aprender de los errores, a que vean las equivocaciones como algo positivo y como un método de aprendizaje eficaz, para hacer las cosas mejor  en una segunda vez.

4. También resulta muy importante limitar el estrés al que puede estar sometido tu hijo en los momentos en los que se exige demasiado, ya sea en casa como en la escuela. Si crees que tu hijo empieza a sufrir ansiedad por este motivo y tiene demasiadas actividades escolares, es posible que sea necesario limitarlas para que pueda dedicar más tiempo a ser niño, a aprender, a equivocarse y a relacionarse con los demás.

Educar en valores a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud