Cómo conseguir que el niño sea más sociable

Decálogo para trabajar las habilidades sociales de los niños

  • compartidos

Hay niños que de forma innata saben relacionarse tanto con sus iguales, como con los adultos; las situaciones sociales no tienen secretos para ellos y son unos conquistadores natos.

Sin embargo, esto no siempre es así, y para otros, en cambio, las relaciones con los demás resultan más difíciles de lo normal, les cuesta acercarse, iniciar una conversación... 

Los niños aprenden habilidades sociales

Niños corriendo

Afortunadamente la adquisición de habilidades sociales es algo que siempre se puede trabajar en todas las etapas de la vida, pero cuanto antes se detecte esta falta de habilidades, antes se podrá entrenar con los niños para que las asimilen y sean capaces de relacionarse con los demás de forma fluida, para que puedan acercarse a sus iguales, puedan pedir que les dejen jugar, sepan solventar los conflictos ocurridos en el patio del colegio… 

Existen talleres para mejorar las habilidades sociales de niños y adolescentes, donde de una manera muy práctica y a través de grupos reducidos, se trabajan estas estrategias con el objetivo de que consigan integrarlas en su vida cotidiana. 

Decálogo para ayudar a los niños a ser más soaciables

No obstante, hay muchas cosas que los padres pueden hacer para favorecer la adquisición de habilidades sociales en los niños: 

- Reforcemos cada paso positivo que el niño realiza por pequeño que sea. Los cambios se realizan de forma gradual. Reforcemos todo el proceso, de esta forma favorecemos el resultado final.  No perdamos la paciencia. Todos los cambios requieren tiempo y mucha dedicación. 

- No le infravaloremos ni le comparemos con otro hermano, primo o amigo  con más habilidades que él.

- No permitiremos que se aísle de los demás. Le proporcionaremos situaciones donde habituarse a los contactos sociales, como actividades extraescolares, ir con él a parques, jardines, clubs deportivos…Cuando vayamos a estos sitios, no le dejaremos que baje una consola o juego que le permita jugar en solitario. Favorezcamos su integración con los otros niños. 

- Esforcémonos en mostrarnos nosotros mismos seguros y extrovertidos. Sabemos que los niños aprenden por modelado. Practiquemos nuestras habilidades sociales delante de ellos, de esta forma les enseñaremos mucho más que con cualquier  discurso. Seamos su mejor ejemplo.

- Entrenemos con el niño  situaciones cotidianas, haciendo un 'role-playing' de  cómo pedir participar en un juego, en el que le mostraremos la  forma de realizarlo. Practicar este comportamiento, provee a los niños la confianza necesaria para comportarse de esta manera en la vida real. 

- Marquemos unas metas objetivas y posibles, que no sean ni muy bajas ni muy altas, pero que sepamos que en un primer momento puede conseguir. De esta forma aumentaremos su autoestima y seguridad y reforzaremos sus habilidades sociales. 

- Fomentemos su independencia. Es bueno que se les permita que hagan cosas por si mismos y que empiecen a tomar decisiones, de esta forma favoreceremos su seguridad. Es un gran estímulo para su amor propio cuando se ven  a si mismos responsables e independientes. 

- Busquemos actividades extraescolares que le gusten y en las que pueda sobresalir. Ayudémosle a que vea sus habilidades.

- Desde pequeños introduciremos a los hijos en situaciones sociales diferentes para que conozcan otras realidades. No es aconsejable que la única  frecuencia social  sea ir a ver a la familia. 

- Invitemos a sus amigos a casa. En este contexto él se siente más seguro, está es su territorio. Sacará los juegos que domina y esto  le  facilitará mucho la interrelación con los otros niños y poner en práctica las habilidades aprendidas. 

Frases de amistad para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud