7 ideas para educar a los niños con disciplina positiva

Educar a niños obedientes aplicando límites positivos

  • compartidos

¿Qué modelo educativo es preferible aplicar a los niños? Entre la severidad y la permisividad existe un punto medio en el que se basa la disciplina positiva y que cada día gana más adeptos. Es un enfoque de educación basado en el afecto y la firmeza pero siempre teniendo en cuenta el respeto al niño.

La disciplina positiva establece reglas y límites para el niño pero contando siempre con su participación, fomentando su autonomía y eliminando los castigos tradicionales.

Es posible lograr la obediencia con disciplina positiva

Disciplinapositiva

Los especialistas en este modelo de educación dicen que cuando los niños son tomados en cuenta para fijar límites se muestran más dispuestos y colaboradores. Aclaran que hay reglas en las que el niño no debe interferir como las de su supervivencia y que siempre la última palabra la tendrán los padres. 

Cómo comunicarte a través de disciplina positiva 

En Guiainfantil.com te damos algunos ejemplos sobre cómo aplicar la disciplina positiva para fijar límites y normas y hacerlas cumplir a través de la comunicación y el diálogo.

1 – Empatía: Cuando te pones en la piel de tu hijo te será más fácil escucharlo. Debes enseñar a negociar a tu hijo, por ejemplo: "tienes 2 horas de parque si haces la tarea". Tu hijo también puede participar, mediante la negociación: "¿pero me das una media hora para descansar después de llegar del cole y después hago la tarea?" Y así se va dando su participación.

2 – Ayúdalo a pensar: "¿por qué crees que esto es malo para ti?" Y el mismo niño puede elaborar una respuesta.

3 – Da el ejemplo: Los niños se fijan siempre en el comportamiento de los padres. Puedes decir en voz alta: "descansaré media hora antes de trabajar en el computador". Cuando se cumplan debes pararte y anunciarlo, que él se dé cuenta que cumples tus compromisos.

4 – Firmeza a la hora de fijar límites: Hazle sentir importante pero recordando las reglas "¿recuerdas cuánto tiempo acordamos que descansarías?" 

5 – Dialoga con tu niño: Si el niño no acató la regla fijada para corregir una mala acción se le pregunta: "¿recuerdas nuestro acuerdo? ¿en qué consistía? ¿qué pasó con lo que acordamos? ¿qué vas a hacer para remediarlo?" Siempre hazle sentir al niño que debe hacerse cargo de su comportamiento. Así le estarás dando responsabilidad sobre sus actos. 

6 – Critica la acción y no a él: No generalices ante sus comportamientos: "es que eres muy grosero, eres mal educado, eres un niño malo,". Frases de ese tipo sólo lograrán se convierta en eso que le dices y que se identifique con estas palabras. Alude a la acción: "fuiste grosero con esa persona, se sentiría mejor si te disculpas con ella." 

7 – Enfócate en lo positivo de tu hijo: Igualmente reconoce la acción y no la persona. "Hiciste muy bien tu tarea, te felicito". Evita frases del tipo: "eres una niña buena, eres la mejor", etc. Sólo lograrás rótulos confusos porque las acciones de los niños no son constantemente buenas ni malas y es importante que recuerde el momento exacto en el que lo hizo bien y cuándo lo hizo mal. 

Según la disciplina positiva los castigos convencionales no son buenos en el largo plazo porque generan resentimiento y rebeldía ya que no logran conectar las necesidades de padres e hijos, no se les da importancia a sus necesidades y finalmente no cumplen el objetivo de enseñarles valores para la vida. 

Así que si quieres que te escuchen, escucha, si quieres amabilidad, sé amable, si quieres respeto, respeta, y si quieres un hogar en paz, se más positivo a la hora de criar. 

Frases de amor para educar y motivar a los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud